facebook comscore
Una breve historia de Alfred Nobel

Una breve historia de Alfred Nobel

Columnas miércoles 15 de diciembre de 2021 - 23:00

Tenemos la pésima costumbre de “evaluar” a la gente en el primer encuentro en fracciones de segundos. Pero esto es algo primitivo que no podemos controlar, ya que según la psicología nuestro cerebro tarda entre 7 y 15 segundos en formar un juicio de alguien en cuanto lo vemos por primera vez.

Esto ocasiona que nos pasemos clasificando a la gente en buenas personas o no. Y estos segundos se basan en nuestro juicio generado por los valores que nos inculcaron, en la educación que recibimos, en las creencias que heredamos y en nuestra historia de vida… y desgraciadamente muy pocas veces nos damos la oportunidad de conocerla a través de nuestra relación con ella, de estar abiertos, libres de prejuicios, entenderla, escucharla y realmente tener la intención de descubrirla, basándonos en nuestra propia experiencia.

¿Qué pensarías si yo te dijera que muchos personajes de la historia que tenemos catalogados como “héroes, filántropos, humanistas, ídolos, magnánimos, generosos, etc.” no son lo que nos han dicho que eran? ¿Qué pensarías de grandes personajes como Gandhi, la Madre Teresa de Calcuta, el mismo Hitler, o en este caso de Alfred Nobel, ¿si conociéramos toda su vida y no sólo lo que nos han contado?

Sabemos que Alfred Nobel es el responsable por el cual premiamos desde 1901 a grandes personalidades cuyas investigaciones han contribuido a la humanidad en diferentes áreas como Química, Física, Medicina, Literatura, Paz y posteriormente Economía.Y hemos engrandecido a Nobel pues conocemos una pequeña parte de su vida. Sabemos que entre los galardonados se encuentran Albert Einstein, Marie Curie, Alexander Fleming, Martin Luther King, etc. ¿Pero ¿cuál es su verdadera historia?

Los premios Nobel, desde esa fecha hasta nuestros días, constituyen el máximo reconocimiento al cual puede aspirar cualquier personaje dedicado a las ciencias y letras. Sin embargo, su fundador no siempre fue un gran filántropo que buscaba beneficiar nuestro mundo.

Alfred Nobel, nacido en Estocolmo en 1833, fue quien inventó la dinamita y gran parte de sus investigaciones las dedicó a desarrollar los explosivos más peligrosos de la historia. Y aunque gran parte de sus inventos fueron utilizados para la construcción, la mayoría fueron empleados en la industria militar.

Con estos desarrollos, logró acumular enormes fortunas, sin embargo, en algún punto de su vida, la culpa lo fue carcomiendo, y fue por esta razón que decidió dar un giro a sus actividades para crear un fondo cuyo resultado fuera La Fundación Nobel, con el objetivo de otorgar premios anuales y sumas de dinero a personajes que inventaran o crearan algo que beneficiara a la humanidad.

Aunque él murió en 1896, dejó un testamento bien establecido para dichos premios donde se calcula que dicha fortuna ascendía a más de 33,000,000 de coronas suecas, que equivalían a más de 3.5 millones de dólares en esa época.

Lo que quiero lograr con esta columna es ponernos a pensar que no todos somos lo que aparentamos y que nuestras acciones muchas veces NO determinan quien somos. Así que mi invitación es explorar, conocer y escuchar la vida de la gente que nos rodea, para así tener la mente más abierta y no cerrarnos a grandes oportunidades de conocer a gente que puede llegar a ser muy valiosa y grandes maestros de vida.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Quiebra Cruz Roja Tehuacán Columnas
2022-01-23 - 21:17
No te dejes sorprender Columnas
2022-01-20 - 23:32
Las Causas Columnas
2022-01-20 - 14:07
Los Envidiosos Columnas
2022-01-19 - 23:29
Criaturas de la pandemia Columnas
2022-01-19 - 21:43
+ -