facebook comscore
El Grito de Independencia que Veremos (¡Viva la Virgen Prieta!)

El Grito de Independencia que Veremos (¡Viva la Virgen Prieta!)

Columnas lunes 14 de septiembre de 2020 - 17:39

La imagen será inédita:

El gobernador Miguel Barbosa Huerta gritará ¡viva México! desde el balcón central del Palacio de Charlie Hall ante una plancha vacía.

En la Ciudad de México, en tanto, hará lo mismo el presidente Andrés Manuel López Obrador.

¿Quién responderá a los “vivas”?

Seguramente, en sus casas, millones de personas que solidariamente estarán moralmente en la plancha vacía.

Cosas de la vida:

En los años recientes, los presidentes Fox, Calderón y Peña Nieto tuvieron decenas de miles de gritones en la Plaza de la Constitución.

No llegaron, por supuesto, por su propio pie.

Eran gritones a sueldo distribuidos estratégicamente en aras de evitar silbidos o abucheos.

Un cordón de agentes ministeriales y soldados disfrazados de civiles completaba la escena.

Esta vez, debido a la crisis de la pandemia, quienes quisieran ir a la ceremonia del grito no podrán hacerlo.

Tendrán que elevar su ánimo nacionalista en la intimidad de sus casas.

La pandemia no perdona.

Si la gente fuera a la multicitada ceremonia, las críticas lloverían brutalmente.

Pero ante la plaza vacía los titulares son predecibles:

“AMLO encabeza la ceremonia del Grito ante la plaza desierta”.

Las fotografías buscarán exhibir la supuesta soledad del presidente.

Otro montaje más.

Ya lo sabemos.

En Puebla ocurrirá lo mismo.

Los enemigos han tomado las armas, pero éstas son las de la mezquindad.

Luego de que el gobernador anunciara en la Charla Perversa del 20 de agosto que acudiría a la ceremonia del Grito en un contexto de civilidad, los escenarios abundaron.

¿Hará lo mismo que en su momento hicieron los ex gobernadores con algunos alcaldes incómodos?

De ninguna manera.

La escena también será inédita:

Compartiendo el balcón central convivirán la alcaldesa Claudia Rivera y el gobernador Barbosa.

Y ahí no habrá empujones ni miradas fieras.

(El espíritu Bartlett no estará presente. Tampoco el síndrome Moreno Valle).

Las diferencias se borrarán por un momento.

Y bien vale la pena.

Qué extraño 15 de septiembre viviremos los mexicanos a la sombra del covid.

¿La nueva normalidad implica un nuevo nacionalismo?

En su momento, Miguel Hidalgo llamó a coger gachupines en la soledad de una madrugada: la del 16 de septiembre de 1810.

Iba con él, diría Ibargüengoitia, un puñado de indios.

Así lo narró en Los Pasos de López, una de sus más grandes novelas:

“Periñón descolgó la imagen de la Virgen Prieta que estaba en el cuadrante, arrancó tres palos del bastidor y amarró el cuadro a una lanza, convirtiéndola en estandarte.

“–Esta será nuestra bandera –dijo– y con ella venceremos.

“Cuando la iglesia se llenó, salió al presbiterio y gritó:

“–¡Viva México! ¡Viva la independencia! ¡Viva la Virgen Prieta!

“El pueblo le contestó:

“–¡Viva el señor cura Periñón!

“Ni él gritó «¡vamos a matar españoles!» ni matamos ninguno aquella noche.

Periñón abrió una barrica de vino que él mismo hacía y nos dio a probar. Estaba agrio. Después dispuso guardias y nos fuimos a dormir”.

¡Viva la Virgen Prieta!, gritaremos este martes por la noche en honor de La Guadalupana: única heroína a la altura del arte.

Ésa que vigila nuestro insomnio con unos ojos verdaderamente enternecidos.























Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
La ideología, un placebo Columnas
2020-09-29 - 00:55
Sin rechazar la vanidad Columnas
2020-09-28 - 15:42
Nos está alcanzando el futuro Columnas
2020-09-28 - 02:12
+ -