facebook comscore
Problemas de primer mundo

Problemas de primer mundo

Columnas miércoles 12 de mayo de 2021 - 23:49

El mundo está regresando a la normalidad al menos en un aspecto: las desigualdades estructurales están haciéndose presentes en la manera en la que los países y las clases sociales combaten la pandemia. Al inicio, el sentimiento de pánico generalizado y las decisiones de los gobiernos de cerrar todo y confinarse (hoy sabemos que pudo no haber sucedido), tenían que ver con la ausencia de herramientas para combatir el nuevo virus; para decirlo simple, países ricos y pobres, e individuos ricos y pobres, eran igualmente vulnerables a la enfermedad y muerte por la pandemia. Hoy las cosas son distintas. Los países ricos tienen vacunas de sobra y algunos tienen problemas para convencer a su población que se las apliquen (ricos no necesariamente implica inteligentes), y los países pobres siguen en una lucha permanente entre ellos mismos para apañarse las sobrantes. En algunos estados de EU se ha planteado pagar dinero como estímulo para que la gente se deje vacunar. En el mundo ya se están muriendo más enfermos pobres que ricos o de clase media, y la India se ha vuelto el epicentro de la infección; un país famoso por su sobre población, pobreza, hacinamiento e insalubridad. Lo “normal”, pues.

En lo económico, las diferencias también saltan a la vista. Por ejemplo, los dueños de negocios en Estados Unidos han encendido las alarmas porque dicen que están cortos de personal y nadie está interesado en las vacantes. Los republicanos culpan al plan de rescate de Joe Biden, pues el seguro de desempleo de $300.00 U.S. a la semana, más los beneficios de cada estado, hacen que vivir de la asistencia social permita a la gente recibir casi 600 dólares a la semana, equivalente al doble del salario mínimo vigente en ese país.

De bote pronto podemos decir que son los republicanos siendo ellos, y ya, con su lógica de la Tía Lola diciendo que el pobre es pobre porque quiere, y el resto de los supuestos derivados de la lógica de la inconsciencia, de la alfabetización sin educación. Pero no es tan simple.

Aunque beneficia a México indirectamente, el paquete económico de rescate en los Estados Unidos ha encendido dos debates principales: el del riesgo inflacionario y el de los incentivos perversos. El primero de ellos es materia de otro artículo, pero baste decir que es inevitable cuando se impulsa la capacidad adquisitiva de las personas y no el rescate a empresas cuyos malos manejos deberían haberlas hecho quebrar desde antes en primer lugar.

El segundo sí es una sorpresa, al menos para Estados Unidos, porque en algunos países europeos ya se habían presentado situaciones así, en las que era mejor negocio estar desempleado que trabajar por el salario mínimo. En este caso se agrega el supuesto riesgo para la salud que sigue implicando salir de casa para aquellos que no se han vacunado, o ni siquiera se quieren vacunar.

¿Es este un problema de Estado de Bienestar o de precariedad de los mercados? Es un problema, sin duda, pero uno que ya quisiéramos tener nosotros como mexicanos, debatir si no será demasiada la asistencia social a la que todos tienen acceso. Ojalá algún día.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Momentos de la verdad Columnas
2021-06-11 - 06:22
Crece la familia Suzuki Columnas
2021-06-11 - 06:21
El largo interregno poselectoral Columnas
2021-06-11 - 06:04
¿Alguien vio Pasar el Fraude Electoral? Columnas
2021-06-10 - 17:24
Y vivieron felices para siempre Columnas
2021-06-10 - 00:22
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -