facebook comscore
La biblioteca más hermosa de todas

La biblioteca más hermosa de todas

Columnas miércoles 08 de julio de 2020 - 01:18


Hace poco la famosa librería Profética en Puebla cumplió 17 años de existencia, esto me dio mucha alegría pero a la vez me hizo recordar que a mis 17 años fue cuando más estuve en ese sitio de los que tantos recuerdos tengo.

Ese lugar era en realidad para mí en aquella época un santuario, era de los lugares más apreciados en donde podía estar, la sensación incluso de sentir siempre que voy a su biblioteca, librería o su zona de café es única, nunca la he sentido en otro sitio.

Llegué a conocer este lugar por una persona especial que dejó destellos en mi camino. Él trabajaba en la librería, se encargaba de acomodar las estanterías, hacer inventarios y claro, de conocer todo acerca de las nuevas adquisiciones que llegaban, los nuevos escritores, se daba el tiempo preciso también para leer y por qué no, para transmitir su gran amor por los libros.

Recuerdo que mis tardes enteras las pasaba en este lugar, su biblioteca siempre ha sido de mis lugares favoritos del mundo. Su piso de madera y el sonido que hacen las pisadas al caminar por él mientras hay un silencio obligado hace que ese lugar sea mágico.

Incluso, las grandes mesas con lámparas que puedes encontrar en la entrada de la biblioteca fueron mi lugar favorito para estudiar para mi examen de admisión para la Universidad, fue una semana entera que ahí estudié la guía que daban y ahí mismo la resolví.

También recuerdo que leí obras que se quedaron en mi corazón, ahí leía Novecento, de Alesandro Baricco; Estupor y temblores de Amelié Nothomb, obras de Agatha Cristhie, con quien conocí otro tipo de literatura. Fueron tantos libros los que ahí conocí, tantas historias que me hicieron soñar despierta mientras leía en uno de los sillones que daban al patio de la cafetería.

Y después está ese sitio, su cafetería, en donde pasaba momentos de gran felicidad en la vida que tenía en Puebla, ahí llegaba a tomar mezcales con mis mejores amigas, ahí tuve reencuentros amorosos, también ahí vi después de muchos años a un viejo amigo con el cual no me reconocía pues sabía que había cambiado demasiado. También ese lugar fue un encuentro para escuchar a escritores como Juan Villoro, escritor favorito de mi mejor amiga y que por ningú motivo nos perdíamos, era también el sitio favorito para ver documentales de Ambulante, uno de los eventos de cine más esperados cada año.

En fin, siempre que escapo de la rutina y puedo ir a Puebla, camino por sus hermosas calles coloniales y tengo la oportunidad de ir a Profética, lo hago con tantos recuerdos en la mente, hago una breve inspección por su librería, compro libros para mis sobrinos, algunos más para mi y al final, subo a esa biblioteca, ese sitio que con solo recordarlo me trae nostalgia, mucha calidez humana y sobre todo un gran amor por los libros que ahí descubrí, pero también, me hace recordar que así como a las personas, hay sitios a los que debes dejar ir, para descubrir nuevos lugares en donde sientas cerca tu hogar.
















Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Evaluar circunstancias Columnas
2020-08-12 - 09:32
Bendito home office Columnas
2020-08-12 - 01:01
El resultado de los ceros Columnas
2020-08-12 - 00:26
El chile en nogada de Enrique Olvera Columnas
2020-08-11 - 09:05
+ -