facebook comscore
La ideología, un placebo

La ideología, un placebo

Columnas martes 29 de septiembre de 2020 - 00:55

¿Quién dice que desapareció la ideología?

¿Quién dice que en el fin de la historia ya no habría más ideología?

¿Quién nos juraba que en los últimos días viviríamos en un paraíso sin ideologías?

La ideología era obesa.

Esa era la promesa una vez que terminaba la guerra fría.

La sentencia congelaba al pensamiento.

Después de los ochentas, el neoliberalismo lo condujo todo: desde la cultura hasta la religión. Desde la música de Madona hasta los conciertos de Bono con U2 y la entrega de los Premios Nobel.

Me quedo con un par de definiciones de ideología: “las ideas que permiten legitimar un poder político dominante”.

Y con otra definición: “Unión de discurso y poder”

Hoy todo pasa en el país por la ideología. La ideología está, por decirlo, así descarnada.

Se habla del cambio de régimen. Del control de las redes sociales. De la polarización para llegar a un futuro que está ya en el pasado.

Los fifís se enfrentan a los chairos.

Los chairos se enfrentan contra los fifís.

Los fifís se indignan que se profanen los sitios emblemáticos del poder del Estado.

Los fifís quieren ocupar los lugares emblemáticos donde antes se apostaba la oposición.

Los fifís quieren hacer su propia toma del paseo de la Reforma, versión 2020.

Los chairos reinterpretan los ritos del poder fifí para sentir que ahora sí, ya llegaron al gobierno, y que de la noche a la mañana todo va a cambiar.

Antes la ideología estaba muy cuidada y pasaba inadvertida. Se mezclaba con la mercadotecnia política; se hacía pasar por comunicación, publicidad o hasta propaganda.

Aparecía por todos lados, pero era “neutral”. Y aparentemente nadie se daba cuenta de nada. Y quien lo hacía simplemente cerraba los ojos.

Las marchas populares se confrontan con el Estado chairo, pero ahora ya no son populares porque los populares ahora son representados por el Estado y lo que está fuera de él o ya no es popular o ya fue infiltrado, es el argumento.

Estos momentos de dislocación de los discursos, de reacomodos en torno al Estado, y de recomposición de la sociedad civil.

Se vive una transición. Los tiempos han cambiado (otro lugar común). Seguimos viviendo tiempos híbridos donde aumenta la tolerancia, pero también la violencia en contra de lo diverso. La ideología funcionaba como un placebo. Hoy regresa, como un estimulante.



Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Coda sobre una biblioteca borgiana Columnas
2020-10-26 - 22:37
Mentiras, Mentiritas, Mentirotas Columnas
2020-10-26 - 17:05
La base no es el detalle Columnas
2020-10-26 - 11:32
Esmeralda, víctima de un ataque con ácido Columnas
2020-10-25 - 23:28
Emprender por México Columnas
2020-10-25 - 23:06
Armenta y Barbosa: los Nuevos Tiempos Columnas
2020-10-25 - 16:31
+ -