facebook comscore
La Tenebra Poblana: Ricos y Cochinos

La Tenebra Poblana: Ricos y Cochinos

Columnas jueves 21 de enero de 2021 - 16:49

En los años que los generales dominaban México, surgió un término para definir las acciones de los grupos que buscaban el poder a costa de lo que fuera: la tenebra.

Vea el hipócrita lector:

Álvaro Obregón y Francisco Serrano eran grandes amigos.

La lucha por el poder los hizo grandes enemigos.

Cuando, por órdenes de Obregón, Serrano fue asesinado, el sonorense quiso ver su cadáver —como Juárez el de Maximiliano.

Ya ante él, con ternura le acarició el cabello y le dijo: “Pobre Pancho, cómo te dejaron”.

Así sigue siendo la política mexicana.

¿Cuántos Panchos hay todavía en el camino?

¿Y cuántos obregones?

Obregón, por cierto, fue asesinado en el contexto de una conjura orquestada por su supuesto aliado: Plutarco Elías Calles.

De hecho, el primero se decantó por el segundo en demérito de Serrano, su compadre y amigo.

Nadie sabe para quién trabaja.

La tenebra estaba en su mejor momento.

Varias traiciones más culminaron en asesinatos.

En cada sexenio se configuró un grupo en el poder, y la tradicional tenebra.

Daniel Krauze tituló con ese nombre —Tenebra— una reciente novela sobre el ex senador Emilio Gamboa Patrón.

La trama es rica en traiciones.

La lectura es fascinante.

Mejor retratada no pudo estar la bonita costumbre de la tenebra.

Pero algo hay que tener para articularla.

Algo más que dinero y suma de ambiciones.

La tenebra poblana contra el gobernador Barbosa —en la que participan los personajes mencionados en mi columna anterior— tienen dinero, sí, pero carecen de inteligencia.

Sus biografías lo dicen todo:

Son lechones amamantados por la ubre del poder.

Cuando crecieron dejaron de ser cochinillos para volverse simplemente marranos.

Hicieron dinero, sí.

Mucho dinero.

Les falta la inteligencia necesaria para ser tenebra.

Hoy por hoy sólo son unos vulgares ambiciosos.



No es Fácil ser Pinky y Cerebro. Nelly Maceda, diputada del Partido del Trabajo en el Congreso federal, se declara adicta al senador Alejandro Armenta.

Y trabaja con todo para la Fundación Pinky y Cerebro.

(Así se llama el proyecto para asaltar el poder estatal como homenaje a sus fundadores).

La diputada busca reelegirse a través del Distrito 14, con cabecera en Acatlán, por donde contenderá Jorge Estefan Chidiac, quien habrá de llegar a San Lázaro por cuarta ocasión.

Las tres anteriores estancias de Estefan en la Cámara Baja del Congreso de la Unión han sido de muchas luces.

Tanto así que siempre ha presidido la Comisión de Presupuesto o la de Hacienda.

Es, coloquialmente hablando, un rockstar legislativo.

Y mientras otros diputados sólo van a hacer bulto (o el ridículo), Jorge Estefan atrae los reflectores y corta el bacalao.

Ya se sabe: en cada legislatura sólo diez diputados gobiernan la cámara.

Los otros 490 sólo sirven para votar, bostezar, gritar (y hacer el ridículo).

Nelly Maceda se ubica en una de estas cuatro opciones.

O en tres cuando menos.

(Y este señalamiento no es violencia de género).

En una reciente entrevista con Central —realizada por Viridiana Lozano y Mundo Velázquez—, el gobernador Miguel Barbosa dijo que Estefan no está en la órbita de quienes enfrentan procesos judiciales.

Eso no les gustó nada a quienes desde hace tiempo han buscado involucrarlo en todo tipo de canales de aguas negras.

Hoy, en la antesala de la elección covid, nuestro personaje se prepara para aplastar una vez más a los conspiradores que patrocinan el proyecto Pinky y Cerebro, que, como dije líneas atrás, conforman una tenebra de caricatura.

Hasta aquí Estefan.

Regreso con la pipitilla.

La diputada Maceda viene tratando de jalar a diversos presidentes municipales de la Mixteca poblana en aras de crear grupos de apoyo para su patrón.

Incluso les ha ofrecido algo muy curioso (y sospechoso): limpiar sus cuentas pública en la Auditoría Superior del Estado ¡con el apoyo de Armenta!

Así como lo lee el hipócrita lector.

Cuando menos eso les asegura la diputada.

(¿Qué influencia puede tener el senador en la citada Auditoría?).

También les ha solicitado (a los alcaldes) que por favorcito hagan sus compras con el ferretero de Izúcar de Matamoros que le patrocinó una parte de su campaña.

(¡Ternurita!).

La misma fuente jura que el líder de los Comités de Defensa de la la 4T, José Antonio Rueda Márquez, nombró como representantes en Puebla a Pavel Gaspar Ramírez y a la novia de éste: Juliana.

Pavel, hijo del extinto Horacio Gaspar Lima, es un armentista de corazón y ha hecho hasta lo imposible por llevarle las contras al gobernador, al grado que durante la campaña de 2019 ordenó darle la espalda cuando pasara cerca de su grupo en su calidad de candidato.

En tanto, Carolina Gaspar Ramírez, suplente de la diputada Maceda, hace hasta lo imposible para que Armenta esté en contacto con la embajada de la Federación Rusa en México en aras de que tenga más relaciones.

¿Pinky y Cerebro estarán pensando asaltar el Palacio de Invierno de San Petersburgo?

Ufff.

Anda desatado el par.



El Sirviente Fiel. Otra prueba de que uno de los dueños en Puebla de Fuerza por México es el senador Alejandro Armenta: el ex diputado Javier Aquino, hombre de todas sus confianzas, es secretario de Organización de ese partido.

Aquino ha sido todo con Armenta: desde líder juvenil en Acatzingo hasta coordinador de su campaña a la diputación local en tiempos de Mario Marín.

Hoy lo tiene cortando el chicharrón en su partido bisagra.


Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿La generación perdida? Columnas
2021-02-25 - 22:48
Historia de Caciques con los Méndez al Lado Columnas
2021-02-25 - 18:03
El reino de las apariencias  Columnas
2021-02-24 - 23:09
Linguística nacional Columnas
2021-02-24 - 22:57
El miedo a lo desconocido Columnas
2021-02-23 - 23:38
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -