facebook comscore
Deténgame este portafolio, por favor

Deténgame este portafolio, por favor

Columnas miércoles 20 de enero de 2021 - 22:40

Siempre me ha impresionado el hecho de que todos los Presidentes de Estados Unidos, a donde quiera que vayan, llevan consigo un portafolio que les permite, literalmente, desatar una guerra nuclear en segundos.

El famoso “football”, llamado así en el slang del Servicio Secreto y la milicia, es un portafolio que contiene diferentes códigos nucleares, una combinación de cerraduras y botones, que permitiría al Presidente en turno, al encontrarse lejos de la Casa Blanca, comunicar sin problemas y a la gente correcta que se debe lanzar “la grande” sobre el enemigo.

Su origen se remonta a los días de la Crisis de los Misiles, los días más tensos de la Guerra Fría, cuando, después de esos 13 larguísimos días, el presidente Kennedy le preguntó a algunos miembros de su gabinete: “Si decido atacar con una bomba nuclear, ¿cómo sabrá, quien reciba mi orden, que soy yo verdaderamente el que está ordenando eso?

La pregunta de Jack Kennedy venía de una preocupación totalmente genuina, en medio de la era del espionaje y las traiciones. Entonces, los oficiales del ejercito solucionaron esa gran incógnita de seguridad nacional y del “mundo libre”, diseñando un portafolio que, hasta hoy, acompaña al Presidente a todos lados.

Es una realidad que Donald Trump pudo haber empezado una guerra con tan sólo girar una perilla de haber tenido uno de sus arranques al interior de, no sé, el baño de un hotel en Filipinas.

Y me impresiona porque, si nos fijamos bien, el portafolio es visible casi en todas las fotos o videos en que el presidente en turno asiste a un acto oficial o a una visita de Estado. Ahí lo vemos, detrás de él: su asistente militar, estoico, con portafolio en mano.

Hoy, sesenta años después de lo más helado de la Guerra Fría, el “football”, más que una señal de poderío y amenaza para con las naciones enemigas, es una señal de que el “hombre más poderoso del mundo” sería capaz de la autodestrucción.

Suena exagerado, sí, pero en pleno 2020, un hombre con “cierto poder”, lleva en un portafolio a todas partes que contiene las claves para destruir al mundo entero.

Y no me extraña, pues la autodestrucción es algo más natural de lo que creemos. Y me refiero a que es una tendencia que el ser humano experimenta en todas las escalas y en cualquier momento de su vida. La madre se come a los cachorros, el águila se aísla hasta morir desahuciada y un larguísimo etcétera. Todos, absolutamente todos, tendemos a autodestruirnos, y si sabemos que algo nos mata o hace daño, lo buscamos dos veces.

O bien, si sabemos que algo nos mata, lo llevamos dentro de un portafolio a todas partes: cuando vamos de viaje, cuando vamos al baño.

Lo presumimos.

Lo asumimos.

***
PS
Te das cuenta que la dieta está haciendo efecto cuando se te empiezan a antojar los emojis de comida.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿La generación perdida? Columnas
2021-02-25 - 22:48
Historia de Caciques con los Méndez al Lado Columnas
2021-02-25 - 18:03
El reino de las apariencias  Columnas
2021-02-24 - 23:09
Linguística nacional Columnas
2021-02-24 - 22:57
El miedo a lo desconocido Columnas
2021-02-23 - 23:38
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -