facebook comscore
¿Cómo la violencia de género afecta a la productividad en el trabajo?

¿Cómo la violencia de género afecta a la productividad en el trabajo?

Columnas viernes 25 de noviembre de 2022 - 00:00

Este 25 de noviembre conmemoramos el Día Internacional de la Erradicación de la Violencia Contra la Mujer, la cual es una de las violaciones de los derechos humanos más extendidas, persistentes y devastadoras a las que nos enfrentamos y además, dejamos impunes a los perpetradores. Por esa razón, en este artículo se hablará sobre cómo es que los actos de violencia de género afectan a la productividad de las mujeres trabajadoras en el ámbito laboral y qué podemos hacer para mejorar la situación.

Recordemos que los tipos de violencia que se experimentan son: psicológica, física y sexual, pero también es una realidad que tiene una conexión directa el sufrir este tipo de violencias con la productividad no solamente de una fuente de empleo, sino de un país donde el costo es millonario.

No es nada extraño ni alejado de la realidad que, el sector femenino tiene mayor riesgo de abandono o pérdida de empleo, ahora imagínense las probabilidades de una mujer vulnerada donde su calidad laboral disminuye y la cantidad de trabajo que realiza puede ser mucho menor.

También los factores que más lastiman la productividad son los retrasos, ausencias, falta de concentración e inclusive problemas con compañeros de trabajo, pero esto no es porque la mujer trabajadora quiera llegar tarde, faltar o no echarle ganas al trabajo, sino que el mundo violento que vive fuera de la fuente de empleo la obstaculiza para desarrollarse y laborar libremente como cualquier mujer tiene derecho a hacerlo.

Ante este tema, en junio de 2019, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) aprobó el Convenio 190 junto con la recomendación 206 donde se toca el tema de la erradicación de la violencia y acoso en el mundo del trabajo. El mundo tripartita (Gobierno – Empleadores – Trabajadores) del engranaje laboral deben estar conscientes que son un factor determinante para prevenir, atender y erradicar la violencia de género, y sí, no solo dentro del mundo laboral.

Los empleadores pueden ser verdaderos aliados en este tema, no solamente en cuanto a brindar apoyo psicológico o tener una unidad de atención a victimas de violencia, sino creando programas donde todos los colaboradores cambien su manera de pensar y se adopten medidas para mitigar de tajo la violencia doméstica y laboral.

Este Convenio exige reconocer los efectos de la violencia doméstica que tiene tanto social como económicamente, mientras que la recomendación 206 enumera ciertas medidas que podrían adaptarse para erradicar a la misma.

Estas medidas serían, por ejemplo, el otorgar licencias de protección temporal contra el despido, ésta busca erradicar uno de los principales obstáculos de la independencia de la víctima del agresor, la dependencia económica.

Estas licencias permiten que la víctima asista asesorías jurídicas, asesoramientos, asistencias médicas, traslado a algún entorno seguro y sobre todo sentirse cómoda dentro de su lugar de trabajo. Al otorgarlas no se pone entre la espada y la pared a la víctima donde tenga que elegir entre su empleo y dejar finalmente a su agresor.

Otra medida sería promover entornos de trabajo saludables inclusivos y de apoyo, los empleadores deben ser aliados en la protección de la víctima, por lo tanto, se necesitan entornos de trabajo saludables, empáticos y solidarios donde la víctima se sienta cómoda para pedir ayuda y no avergonzarse.

Por lo mismo, se insta a añadir la violencia doméstica a las evaluaciones de riesgo en los lugares de trabajo. Además, que se permita flexibilidad de horarios y utilicen pseudónimos así como los cambios necesarios para que el entorno de la víctima sea seguro.

Por último, y no menos importante, facilitar el acceso y los servicios de justicia, y este, sigue siendo un dolor de cabeza para nuestro país, debemos entender que el factor tiempo es determinante y entre más se tarda el acceso a la justicia, mucho más riesgo puede haber para la víctima, no hace falta repetir la cantidad enorme de casos en la que mujeres nos han dejado por tener un acceso a la justicia demasiado lento o nulo.

No debe ser sorpresa decir que México no ha ratificado este Convenio ni Recomendación, así que urgimos las mujeres trabajadoras que se haga, para poder tener un entorno seguro y sano dentro de la fuente de trabajo y, de esta manera, aumentar nuestra productividad.


Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¿Encajas o perteneces? Columnas
2022-12-01 - 00:06
Oficialismo encarnado Columnas
2022-12-01 - 00:04
Operación fallida Columnas
2022-11-30 - 00:07
Más sobre la marcha de las izquierdas Columnas
2022-11-29 - 00:13
El país de las marchas Columnas
2022-11-28 - 00:05
+ -