facebook comscore
No puedo, no puedo, no puedo

No puedo, no puedo, no puedo

Columnas jueves 23 de junio de 2022 - 00:30

Sentada, observando cómo pasa mi vida, me doy cuenta de que no avanzo… al menos eso decido creer… eso me dice mi mente saboteadora, conformista, limitada… y ese pensamiento hace que me sienta estancada, improductiva… apática.

En columnas pasadas he escrito sobre la procrastinación, sobre las respuestas que nos damos a la pregunta de quién soy, sobre la intención que le ponemos a lo que hacemos, sobre muchos temas que me ayudan a cuestionarme sobre qué hago aquí, en esta vida que a veces siento sin piedad, áspera, burlona.

Tomo mil clases y cursos para sanarme, para sentirme mejor con mi vida… para cambiar mi narrativa. La mente es culera y le encanta pensar en negativo… de mis más de 30 mil pensamientos diarios, el 80 por ciento son pesimistas. Pero sé que no debo engancharme con ellos y que una gran cura es poner mi atención en lo que si hay, pues elimino quejas y vivo más en el agradecimiento.

Y como todo proceso, hay días que siento que avanzo, pero la mayoría de ellos me cacho diciéndome: no puedo, no puedo, no puedo.

¿Por qué?, ¿por qué a la mente le gusta sentirse mal?, ¿por qué me saboteo?, ¿por qué elijo creer que no merezco, que no puedo, que no soy suficiente? Quiero inspirar, pero me invade el pensamiento que no tiene mucho valor mi experiencia de vida… eso NO es cierto.

¿Por qué le pongo tantas excusas a mi proyecto de vida? Proyectos laborales y personales. La respuesta es dura y seguro hay muchas más, pero la que más resuena en este momento conmigo es porque soy una cobarde, porque no me tengo suficiente confianza, porque estoy cómoda viviendo en mi incomodidad que nada más cuestiona, pero no hace nada o poco, por moverse.

Tengo miedo, miedo de salir de mi espacio “seguro” … y eso hace que yo sola me de mil excusas. No es el miedo al fracaso, es miedo a enfrentarme a esta vida. Y esta paradoja es ridícula, porque si algo es seguro es que nacemos solos y morimos solos… y aun así me paraliza.

No puedo, no puedo, no puedo… la realidad es que sé que si puedo, y que puedo hacerlo MUY bien. Así que mi invitación a mí misma es preguntarme todos los días por mi intención: ¿por qué estudio?, ¿por qué tomo clases?, ¿por qué escribo?, ¿por qué me preparo? Y responderme con seguridad, con confianza.

Es tiempo de dar el primer paso y aventarme, pues esperando a sentir que la vida me muestre que estoy lista (y siendo perfeccionista sé que ese día nunca llegará pues siempre quiero “mejorar” las cosas) nunca voy a avanzar, a moverme; así que hoy decido decirme: SI, SI PUEDO… y mandar a la chingada mis excusas.

Y tú, ¿qué excusa tienes?

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Me divorcié de Super Man Columnas
2022-06-30 - 00:00
Migrantes murieron asfixiados y sin agua Columnas
2022-06-29 - 00:00
Cualquier division es traicion Columnas
2022-06-27 - 00:00
AMLO, la crítica y la lealtad Columnas
2022-06-24 - 00:20
KIA NITO 2023 Columnas
2022-06-24 - 00:00
El nuevo decreto Columnas
2022-06-23 - 00:00
+ -