facebook comscore
Intimidaciones y sobornos, acusan locatarios de Amalucan

Intimidaciones y sobornos, acusan locatarios de Amalucan

Puebla lunes 22 de febrero de 2021 - 23:15

Personal de la Segom amenazó con clausuras en el mercado si no aceptan el nuevo proyecto; les reactivan deudas por luz y uso del espacio, acusan.

Por Iván Rivera

Durante más de dos décadas, los locatarios del mercado de Amalucan han visto pasar administraciones de todos los colores partidistas, pero ninguna había puesto en riesgo su patrimonio como la de la morenista Claudia Rivera Vivanco. Y, mucho menos, habían tenido que enfrentar intimidaciones para aceptar un proyecto de demolición y reconstrucción del inmueble que no conocen y que, en plena pandemia, supondría su quiebra económica y la posible pérdida del patrimonio de su vida.

Los locatarios, contrario a lo que se afirma, no se oponen al proyecto de reconstrucción del inmueble, sino a que se haga en plena crisis económica que ha generado la pandemia, lo cual les ha dejado deudas, atrasos para ponerse al corriente en cuotas y mantenimiento y, sobre todo, una caída de hasta el 80 por ciento de sus ingresos.

Y es justo en esas deudas en que los funcionarios de la Secretaría de Gobernación municipal se han afianzado para intimidar y amagar con realizar clausuras a los locatarios para que acepten una propuesta que el ayuntamiento de Puebla nunca consensó con ellos ni brindó alternativas reales de diálogo para sacar adelante las cosas.

Por el contrario, ni siquiera han escuchado de las autoridades municipales que habrá estímulos, apoyos económicos mientras dilata la obra o, mínimo, ayudarles con las deudas atrasadas.

“En todos los mercados existe deuda por parte de la tarjeta de piso o deuda de la luz, entonces llega personal (de Gobernación municipal) con los locatarios y les dicen: ‘Tú tienes una deuda de 15 mil pesos, si no los pagas te clausuro… o me firmas de forma voluntaria (que aceptas el proyecto) y te condono esa deuda’”, afirma Tania López, propietaria de una carnicería en esa central de abasto que, al igual que otros 100 locatarios, desde el sábado han montado guardias para impedir el acceso de las autoridades municipales para derribar su único sustento de vida.

Tania no es cualquier locataria. Ella forma parte de la mesa directiva del mercado y conoce de primera mano los entresijos del conflicto. Sabe, por ejemplo, que la palabra para definir esta obra es “imposición” y también sabe que, así como ella, muchos locatarios están dispuestos a defender “hasta la muerte” su patrimonio, lo que significa que impedirán a como dé lugar el proyecto de Claudia Rivera.

Y es que, el gobierno municipal ha intentado de todo para lograr su cometido.

Tania López señala que algunos locatarios incluso han recibido llamadas telefónicas donde personal del ayuntamiento intenta sobornarlos con hasta 100 mil pesos a cambio de obtener su firma de consentimiento de la obra.

Para la líder del mercado, detrás de esta insistencia hay un trasfondo político en el que la presidenta municipal intenta colgarse las medallas de proyectos de infraestructura previo a su reelección. “Existen muchos intereses políticos y económicos y no es justo que nos lleve entre las piernas por su reelección”, sentenció.

La propuesta de Tania y de sus compañeros para que el municipio desista de demoler este inmueble, es que ellos mismos están dispuestos a invertir de sus propios recursos para hacer rehabilitaciones al lugar, siempre y cuando el municipio facilite los permisos.

Por otro lado, Tania relata que, el 15 de enero, los comerciantes de esta central de abasto fueron citados en el Teatro de la Ciudad y encuestados sobre su opinión acerca de hacer mejoras en el techo y piso del inmueble, a lo que la mayoría firmó de consentimiento. No se imaginaron que, más tarde, la Secretaría de Gobernación municipal utilizaría estas firmas para acreditar que hubo un supuesto consenso.

A pesar de las quejas y que los comerciantes manifestaron un no rotundo al proyecto, el director del Implan, Gerardo Ríos Bermúdez, adelantó este lunes que en 15 días comenzarán los trabajos de demolición y la Sedatu incluso ya contrató a la empresa ejecutora. En tanto, para la alcaldesa la oposición de “una minoría” de comerciantes es producto de una “desinformación”.

Pero, los locatarios tienen algo muy claro: la única opción real que les ofrece Rivera Vivanco para que acepten esta obra es dejarlos trabajando como ambulantes debajo del puente del bulevar Xonacatepec, donde pretenden colocar una zona contigua con carpas, luz, baños y seguridad, es decir, dejar de ser comerciantes formales para convertirse en vendedores ambulantes o, en el mejor de los casos, en tianguistas.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

HG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Hannia, dos historias para un mismo sueño Puebla
2021-02-26 - 00:07
Ley Agnes ya es realidad en Puebla Puebla
2021-02-25 - 22:45
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -