facebook comscore
Exsecretario de Infraestructura Diego Corona enfrenta cuatro denuncias por despojo

Exsecretario de Infraestructura Diego Corona enfrenta cuatro denuncias por despojo

Puebla lunes 20 de septiembre de 2021 - 04:13

Con el apoyo del Notario 1 de Tepeaca habrían manipulado las colindancias para apoderarse de más tierras en Huauchinango, en la Sierra Norte.

Por Ignacio Juárez Galindo

La historia se cuenta sola.

Un exsecretario del morenogalismo acusado por corrupción.

Un notario público que se convirtió en el epítome de la corrupción en Puebla.

El despojo de tierra a través de chicanadas notariales.

Invasión de áreas federales.

a construcción de un muro.

Amenazas.

Hombres armados Un circuito cerrado de vigilancia de primer nivel.

Cuatro denuncias penales por despojo y amenazas.

Pero cuando a la historia se le agregan los nombres de los personajes se convierte en algo más escandaloso (por decir lo menos).

Los protagonistas son Diego Corona Cremean y Paulo Javier Rodríguez Cantellano.

¿Historial?

El primero forma parte de una investigación judicial ante un presunto desfalco millonario por 900 escuelas pagadas y no realizadas, además de otra pesquisa por involucrar a un organismo educativo en la construcción del Tren Turístico Puebla-Cholula.

Sobre el segundo existe un grave problema: su patente le fue suspendida tras encontrarse irregularidades en la compra-venta de un predio de la zona de Estrellas del Sur, pero una vez que las autoridades estatales tomaron el caso el cúmulo de anomalías llevó a la integración de un voluminoso expediente en que hay de todo: despojo, poderes notariales ilegales, certificación de documentos apócrifos, por mencionar algunos.

Rodríguez Cantellano, de hecho, formaría parte de una mafia de abogados, notarios y funcionarios que abarcan Puebla, Tlaxcala y Veracruz.

Es curioso: ambos servidores han desaparecido de la vida pública, pero siguen vigentes en las planas de los periódicos y portales de noticias.

IGNORANDO EL ARC

En septiembre de 2018, Diego Corona Cremean inauguró un centro de rehabilitación contra las adicciones denominado Narconón, el cual fue edificado en medio de lo que fue una de las fincas más bellas de Huauchinango, con una espesa vegetación y bosque.

El centro especializado -basado en la metodología de L. Ron Hubbar, creador de la Cienciología- se convirtió muy rápido en el epicentro de lujosas camionetas, helicópteros y gente adinerada que acudía a visitar o internar a sus familiares o amigos.

Todo marchó a pedir de boca… hasta mayo de 2020 cuando los vcinos de Narconón conocieron la otra personalidad del exfuncionario morenovallista y presidente del albergue.

En esa fecha, Venght Villa Herrero, propietaria de cuatro hectáreas que colindan con el centro, decidió hacer labores de limpieza y chapeo en el predio que adquirió en 2006.

La tierra se encuentra en ubicada en Ahuacatitla, que forma parte de Patoltecoya, en Huauchinango, pero de inmediato se topó con el rechazo de Corona Cremean, quien poco a poco fue escalando sus diferencias hasta que al sitio llegaron hombres armados para impedir los trabajos.

Luego vino la discordia total. El exsecretario de Infraestructura y Transporte estatal decidió construir un muro que bloqueó el único acceso que tienen los vecinos para acceder a sus propiedades. Se trata de un túnel que pasa por debajo de la autopista México-Tuxpan y que deriva de la carretera Huauchinango-Xicotepec.

Posteriormente, hay un camino vecinal que está registrado como paso de servidumbre, según consta en la Dirección de Obras Públicas municipal. Ante tal irregularidad, la afectada acudió en junio de 2020 al Ayuntamiento de Huauchinango, en donde corroboró que ni el muro ni la instalación de rejas en el túnel contaba con los permisos de construcción.

Con la información en la mano, la afectada y los vecinos la entregaron a Corona Cremean, quien decidió darles como única respuesta la continuidad de los trabajos, la instalación de un sofisticado circuito cerrado de video-vigilancia y las amenazas de peligro si se acercaban a la propiedad.

Para dejar constancia de la situación, el personal de Villa Herrero decidió tomar fotografías que servirían como documental para proceder legalmente.

Lo que la mujer no esperaba es que el propio presidente de Narconón se presentara el abril de 2021 al hotel propiedad de la familia y que se encuentra enfrente de la zona en conflicto para amenazarlo, insultarlo y retarlo a golpes.

A raíz del muro de la discordia, las amenazas e intimidaciones, la afectada decidió presentar una denuncia que quedó registrada con el número FGEP/CDI/FIR/HUAUCHI-I/007934/2021, radicada en la primera mesa de trámite, en Huauchinango.

De igual forma, acudió al ministerio público de Zacatlán para ingresar una denuncia pero por delitos de tipo federal, la cual dio paso a la carpeta de investigación 1760/2021.

Sin embargo, Villa Herrero se enteró que Diego Corona también había sido demandando penalmente por la empresa concesionaria Auneti, que cuenta con el título para operar la infraestructura vial en ese tramo de la autopista México-Tuxpan, así como por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes federal por bloquear el acceso vehicular pues representa invasión a zona federal y la construcción ilegal sobre derecho de vía.

¿DÓNDE QUEDÓ EL AUDITOR?

El asunto que involucra al exdirector del Capcee va más allá de las amenazas y el muro. El 5 de agosto de 2021, Diego Corona Cremean fue denunciado nuevamente por el delito de despojo, ante la Fiscalía de Investigación Regional de Huauchinango, adscrita a la FGE, en donde se inició la carpeta FGEP/CDI/FIR/HUAUCHI-I/009530/2021.

Esa denuncia era, por mucho, diferente a las anteriores. Y es que todo se encontraría en un precedente notarial elaborado por el notario 1 de Tepeaca (hoy suspendido) Paulo Javier Rodríguez Cantellano, asentado en la escritura número 1270, del Libro V, Partida 172, Libro 1, Tomo 78.

En ese instrumento, fechado el 1 de diciembre de 2017, Rodríguez Cantellano habría modificado las colindancias e incurrido en otras irregularidades para hacer más grande la propiedad que se puso a nombre de Diego Corona Cremean y su hermana.

El afectado, Juan Ramón Miguel Fernández Hernández, habría sido despojado de un plumazo de 24 hectáreas en ese lugar, tal y como lo avalan escrituras previas y linderos.

Lo curioso es que pese a tener la escritura de compra-venta, que fusionó cinco predios, el 8 de septiembre de 2020 el registrador público de Huauchinango, Rubén Darío Garrido Cortés, emitió un certificado que avala el instrumento notarial.

Lo que hoy se sabe es que Garrido Torres, hermano de Carlos Gilberto y actual presidente municipal de Juan Galindo, en la Sierra Norte, se encuentra prófugo de la justicia.

Y como le decía en un principio:

La historia se cuenta sola.

Un exsecretario del morenogalismo acusado por corrupción.

Un notario público que se convirtió en el epítome de la corrupción en Puebla.

El despojo de tierra a través de chicanadas notariales.

Invasión de áreas federales.

La construcción de un muro.

Amenazas.

Hombres armados...

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

HG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Puebla
2021-10-26 - 22:53
+ -