facebook comscore
Viaje al Centro de los Baches

Viaje al Centro de los Baches

Columnas martes 29 de septiembre de 2020 - 16:37

Salí de mi casa rumbo al centro de la ciudad de Puebla a las 9 de la mañana.

Las vialidades construidas con concreto hidráulico facilitaron mi trayecto.

Todo iba bien hasta que empezó a ir mal.

Un bache cubierto de agua turbia fue la señal de que había entrado a la Zona Cero de Puebla o al Territorio Comanche.

A ese bache le siguió otro.

Caía una fina llovizna.

Mi llanta derecha se quejó a su manera y opté por avanzar lentamente.

Me pegué a la derecha, pero los cláxones me abrumaron.

Como buitres en aparador, algunos policías de tránsito municipal hacían su agosto.

El territorio de Claudia Rivera, hay que decirlo, es rico en baches y extorsiones.

Un tercer bache me hizo ver que no bastaba que bajara la velocidad: era necesario encomendarse a Adán Jodorowsky para salir bien librado.

(En la capital poblana la filosofía de la 4T se reduce al filósofo de cabecera de la presidenta y a su defensa del aborto. AMLO sólo existe cuando viene. El resto del tiempo su filosofía juarista no existe).

“Todo es posible si lo deseas con toda tu alma”, dice Jodorowsky.

Entonces desee con toda mi alma que no apareciese un bache más.

Fue inútil.

Otros Bache fue el preámbulo de otro bache.

Y así sucesivamente.

Pensé en los millones de pesos gastados en baches.

Pensé en todos los morenistas que habían caído en uno de ellos.

Pensé en los fifís con sus Suburban prietas.

Pensé en mi pobre llanta derecha.

(La izquierda salió libre en mi viaje al centro de los baches).

Varias frases se me ocurrieron una vez que me di cuenta que no llegaría puntual a mi desayuno.

“¿Qué es un bache?, dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul”.

(Bécquer).

“Es un bache, sí, pero es nuestro bache”.

(Roosevelt refiriéndose a Tacho Somoza I: “Es un hijo de puta, pero es nuestro hijo de puta”).

“Un bache es un bache es un bache es un bache”.

(Gertrude Stein: “Una rosa es una rosa es una rosa es una rosa”.

El problema del bache no es que exista.

El problema del bache es que un ayuntamiento lucre con él para desviar recursos a los bolsillos de empresarios, funcionarios y políticos.

Casi llegando a mi destino, un bache tronador casi revienta mi llanta (derecha).

Sentí lo que sintió Efraín Huerta en un poemínimo:

No fue
Una separación
Ni siquiera
Un desgarramiento

Simplemente
Me dijo
Que me fuera
Mucho
Pero muchísimo
Hacia
Los confines
De ninguna
Parte



Juré que en un buen tiempo no volvería a viajar al Centro de los Baches.

Pensé otra vez en Adán Jodorowsky:

“En lugar de irte, cambia tu forma de quedarte”.

En el balcón principal de Palacio Municipal veo una manta verde en defensa del aborto y pronunciándose en favor de que sea ley.

Me parece perfecto, me digo.

Pero los poblanos de la capital no eligieron a Claudia Rivera para que fuera Frida Guerrera.

Si hubieran querido una activista pro-aborto hubiesen elegido a una activista pro-aborto.

Si ése va a ser su legado, los poblanos le tienen noticias.

Nadie va a querer verla jamás en boleta electoral alguna.

En estos dos años se ha vuelto indefendible.

Y es una pena, me digo, porque se sabe de memoria las canciones de Sabina y los aforismos de los Jodorowsky.

Su buena memoria tendría que usarla en acciones que ayuden al municipio de Puebla a salir del bache —literal— en el que lo mete todos los días.






Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Coda sobre una biblioteca borgiana Columnas
2020-10-26 - 22:37
Mentiras, Mentiritas, Mentirotas Columnas
2020-10-26 - 17:05
La base no es el detalle Columnas
2020-10-26 - 11:32
Esmeralda, víctima de un ataque con ácido Columnas
2020-10-25 - 23:28
Emprender por México Columnas
2020-10-25 - 23:06
Armenta y Barbosa: los Nuevos Tiempos Columnas
2020-10-25 - 16:31
+ -