facebook comscore
Una Trama de Acoso Sexual, Violencia Verbal y Muchas Mentiras

Una Trama de Acoso Sexual, Violencia Verbal y Muchas Mentiras

Columnas domingo 16 de mayo de 2021 - 18:29

En la entrevista que nos concedió el miércoles anterior al equipo de Las Intimidades Colectivas, Claudia Rivera Vivanco, aspirante a reelegirse al frente del Ayuntamiento de Puebla, me dio toda clase evasivas sobre las diversas irregularidades de su administración.

Pero hubo una que la puso muy mal en su papel de feminista y supuesta defensora de los derechos de las mujeres.

En un momento le pregunté sobre el poderoso Andrés García Viveros, titular de la Coordinación Ejecutiva de la Presidencia, y agregué que tenía denuncias por acoso sexual.

La presidenta se apresuró a defenderlo de esta manera:

“¡Ahí sí te puedo decir que no! A Andrés yo lo conozco de años. Es un militante de Morena”.

“Tiene denuncias por acoso”, insistí.

Ella dijo que desconocía el caso.

Y agregó:

“Pero si esto fuera, mi obligación es no solapar a nadie”.

"—¡Pero hay denuncias contra este señor!

"—Pues que se haga justicia. Yo no puedo ser juez y parte. A mí me toca dar las garantías.

"—¡La víctima dice que tú te pusiste de lado de García Viveros!

"—¡No, no, no! ¡jamás!"

Hasta aquí una síntesis apretada de esa mentira de la candidata.

Y es que en la denuncia de la víctima —a quien llamaremos M— aparece en repetidas ocasiones una actitud agresiva y violenta de la feminista Claudia Rivera.

Vea el hipócrita lector algunos pasajes de la denuncia que M interpuso en contra suya y de García Viveros ante la Unidad de Investigación Especializada en Delitos Sexuales y Ciberacoso de la Fiscalía General del Estado de Puebla en enero de 2020.

(La reproducción es textual).

“El trato de la Presidenta Municipal hacia mí, siempre fue de una manera grosera, déspota y humillante: siempre recibí malos tratos por parte de la Presidenta Municipal; cuando tenía oportunidad, ésta me sobajaba, me gritaba y sin importar quien se encontrara presente, en vez de llamarme por mi nombre, me decía ‘inútil’ o ‘eres una vergüenza como mujer’”.

Claudia Rivera humilló a M con singular encono en los campos del panteón de La Piedad en abril de 2019:

“Me dijo que le había hecho pasar vergüenzas, que yo no era profesional, que no estaba preparada para hacer mi trabajo, que era una pendeja”.
Cuando Claudia se retiraba del lugar, la asistente personal fue nuevamente requerida, y al más puro estilo del exgobernador Rafael Moreno Valle —aunque sin celulares de por medio, pero sí con insultos por doquier— la subió a su camioneta y comenzó la retahíla.

“Cuando subí comenzó a gritarme y a decirme que iba tener que contratar a un hombre para hacer mi trabajo porque yo como mujer era incapaz, también me dijo que ella a mi edad no ganaba lo que yo estaba ganando, menospreciando mi trabajo. Las vejaciones duraron aproximadamente 20 minutos, todo ese tiempo estuvo gritándome y fue lo que duró el traslado de los campos de La Piedad hacia su domicilio”.

A esa condición de terror laboral se sumó una más:

Claudia Rivera fue la primera en solapar los constantes acosos sexuales de su funcionario favorito, al grado de hacerle la vida imposible —entre gritos y vulgaridades— a la joven víctima.

Tras una temporada de expresiones histéricas, humillaciones y otras lindezas, la presidenta optó por pedirle su renuncia a la joven.
Como ésta no la quiso firmar —pues atentaba contra sus más elementales derechos laborales—, instruyó a los policías que custodian el Palacio Municipal que le impidieran el paso.

¿El fin?

Acusarla de abandono de empleo.

Así siguió esta película:

Bajeza tras bajeza, ufff, lo que incluyó en su momento las más diversas amenazas.

¿Qué quería este par?

Impedir que la víctima hablara para que nadie tuviera noticias del infierno que vivió.

He aquí la joya de la corona:

Es el momento en que M, harta del hostigamiento sexual de García Viveros, acude a pedirle ayuda a la presidenta municipal.

Ésta fue la sororidad que recibió de la feminista del Palacio de Charlie Hall:

“Ya tengo conocimiento de los mensajes, a mí no me vengas a contar tus cosas que ya lo sé, si tienes problemas arréglalo con él, a mí no me molestes; Y ni se te ocurra denunciar o difundir los mensajes porque entonces sí es contra mí y mi gobierno y no vas a salir bien de ésta”.

Su “no tengo conocimiento del caso” es tan lamentable como la trama misma.

Y como colofón, le dejo al lector el momento en el que el acosador amenaza a M.

Eso fue, por cierto, lo que motivó a la víctima a tocar las puertas de Claudia Rivera:

“Él muy enojado me dijo (en la exCementera) que por qué yo lo quería manejar como acoso sexual y le dije que porque así había sido y que lo que sucedió era algo grave, que él me había mandado los mensajes y yo tenía la evidencia, a lo cual respondió que ya sabía la presidenta y que lo iba a apoyar, yo le dije que yo no quería problemas solo quería trabajar y el respondió que no debí haberlo rechazado y que me preparara porque lo peor estaba por llegar diciendo ‘mejor no te pongas pendeja, ni se te ocurra difundir nada, porque así como soy capaz de hacer cosas buenas, también hago cosas peores”.

Triste historia.

Brutal.

Con las respuestas que la hoy candidata me dio el miércoles pasado revictimizó por enésima vez a la joven víctima.

Su discurso feminista hay que recogerlo en los basureros de la historia reciente de Puebla.


El Cervecero Voraz. Vea el hipócrita lector algunos de los mensajes que García Viveros le envió por WhatsApp a M.

16/Abril/2019.
“Luego te haces la muy difícil y ni saludarte puedo”

23/abril/2019.
Cerca de las 3 de la mañana:
“Perdón la hora… Ando terminando!!! Eres de lo ‘pior’. Está bonita tu foto de perfil”.

13/Mayo/2019.
“Me quieres invitar una cerveza bien fríaaaaa???”.

15/Mayo/2019.
“Acéptame una cerveza y un cigarro un día de éstos”. (…) Eres rete bateadora… Ya mejor dime ‘Nel Andrés, la neta nel”.

14/Octubre/2019.
M: Andrés, tú nos indicas (qué hacemos).
AGV: La indicación es que vayamos a beber.

23/Octubre/2019.
“Deberíamos darnos unas cervezas por el amor de Dios!!!”.

2/Noviembre/ 2019.
AGV: Ven a casa!!! Te invito cervezas y ver Pelis… te quedas dormida si quieres!!! Así super rico!!!
M: Hola, Andrés, no te equivocaste? (emoji de sorpresa).
AGV: Nop. Ya ven. (Emoji de cara de apenado).

10/ Enero / 2020.
Vía Telegram.
(Andrés activó la autodestrucción en 10 segundos).
“Nos besamos??? (Emoji de chango apenado). Lo dije o lo pensé!??”.

Hay una víctima, un acosador y una cómplice en esta terrible trama.

Dos de estos personajes están muertos de la risa aunque ya viven en la Historia Regional de la Infamia.



Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Momentos de la verdad Columnas
2021-06-11 - 06:22
Crece la familia Suzuki Columnas
2021-06-11 - 06:21
El largo interregno poselectoral Columnas
2021-06-11 - 06:04
¿Alguien vio Pasar el Fraude Electoral? Columnas
2021-06-10 - 17:24
Y vivieron felices para siempre Columnas
2021-06-10 - 00:22
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -