facebook comscore
Tiraditos

Tiraditos

Puebla miércoles 09 de junio de 2021 - 23:25

¿ÁRBITRO VENDIDO?

•La penosa –por decir lo menos- actuación del Instituto Electoral del Estado de Puebla ha dejado muchas sospechas que llevan a una pregunta obligada: ¿Las pifias cometidas son producto de la genuina torpeza e improvisación o nos encontramos frente a una autoridad que ha fingido ser torpe para cometer un chanchullo? Parece excesiva la pregunta, pero los graves problemas que la autoridad electoral generó en el proceso electoral han violado varios de los principios fundamentales de cada elección. De entrada, no podemos decir que tengamos certeza cuando la maquinaria electoral es incapaz de procesar el registro de candidatos y obligue a posponer el arranque del periodo de campañas. A eso se suma la especie de que el retraso habría sido para apoyar a la dirigencia estatal de Morena, comandada por la mafia que tiene a la cabeza a Edgar Garmendia de los Santos, para cumplir con el registro, pues de lo contrario les hubiera pasado como en Hidalgo que, al no cumplir con los tiempos, muchos municipios quedaron huérfanos de abanderados guindas. Si dicha especie es correcta, entonces, tampoco se cumpliría el principio de imparcialidad. Luego vino el tema de las boletas mal impresas que costaron dinero, tiempo, esfuerzo y detuvo la votación en San Martín Texmelucan. Con demasiados errores es imposible no pensar mal del árbitro electoral. De ahí, la duda razonable: ¿Y si estuvieran acumulando los suficientes agravios para echar abajo la elección? No, no somos conspiranoicos, ya que al ver cómo se comporta la mafia de Evangelista, Rivera, Salazar, Garmendia, Manzanilla y anexas la pregunta es muy pertinente. ¿Quién saldría ganando con echar abajo una elección? ¿El INE atraería el proceso y cambiaría las reglas del juego? De ahí la duda: Es una genuina torpeza o una simulación.

BIESTRO, EL INDICADO

Gabriel Biestro Medinilla es de los pocos que puede presumir que fue uno de los constructores de Morena. Calle por calle, colonia por colonia, municipio por municipio, fue creando la estructura social que daría forma al movimiento lopezobradorista que derivó en la defensa del petróleo, una corriente política y, finalmente, un partido en el poder. Al diputado local con licencia le tocó revisar el terreno, arar, sembrar, regar y esperar la cosecha, siempre con la incertidumbre política de que un meteoro echara a perder el trabajo. Eran tiempos en que el aparato de Estado se había volcado contra un solo hombre que ponía en riesgo sus intereses. En esa lucha social, activista, política e idealista se forjó. El gobernador Miguel Barbosa Huerta lo ha dicho públicamente: sólo hubo dos hombres que no se sentaron con las fuerzas oscuras del morenovallismo: él y Biestro. La lectura va más allá de la aseveración porque habla de un nuevo tipo de político que antepone sus valores al pragmatismo inherente de la política.

En 2018 vio el fruto de todo su esfuerzo. La ola guinda inundó al país. Pero en Puebla un fraude desdoró la victoria arrolladora. Y, de nuevo, se puso de lado correcto y peleó a muerte a favor de Miguel Barbosa. Tres años después, Gabriel se convirtió en la voz que clama en el desierto. A todos les advirtió la debacle que se aproximaba. Le dolía lo que pasa con su partido. La realidad cayó por su propio peso. Hoy, el primer líder de un Congreso de izquierda en Puebla ha levantado la mano para ser nuevamente dirigente. Y Morena no puede tener a un hombre más indicado para reconstruir a su partido que él.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

HG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -