facebook comscore
Retóricas del individualismo

Retóricas del individualismo

Columnas martes 22 de junio de 2021 - 23:39

¿Qué hay detrás de los reclamos de López Obrador al supuesto aspiracionismo y falta de humanismo de la clase media? ¿Realmente todos aquellos que tienen un grado universitario están siendo manipulados por los medios de comunicación “conservadores” que quieren mantener sus privilegios? ¿Por qué las redes sociales dejaron de ser “benditas” para convertirse en una fulminante estocada informativa a los delirios autocráticos de una mente populista? Hagamos una disección del cada vez más esquizofrénico discurso presidencial:

Primer Acto: “Queremos sacar de la pobreza a millones de mexicanos para construir una nueva clase media más humana, más fraterna, más solidaria”. Increíblemente esto lo dice un mandatario que ha contribuido en el corto lapso de un trienio a la generación de 9.8 millones de pobres, aplicando medias de austeridad presupuestal que sólo dañan las condiciones de vida de los más necesitados. Frente a los reclamos, habría que hacer una pregunta legítima: ¿quién sale a las calles de este país surrealista a apoyar a sus semejantes cada vez que hay un sismo, un huracán o pasa una gran tragedia? ¿Quién termina subvencionando con pequeñas aportaciones de su salario la actividad de cientos de asociaciones no gubernamentales dedicadas al cuidado del medio ambiente, niños con cáncer o en situación de discapacidad, etc.? ¿Dónde está realmente la falta de humanismo, en aquellos que no dependen de los subsidios gubernamentales o en el presidente que se atrevió a decirles a los trabajadores: “si tienen que quebrar las empresas, que quiebren”?

Segundo Acto. “Se profesa cierto respeto por los grados académicos, que ya son como grados monárquicos”. Una joya que pasará a la historia. No sólo exhibe de cuerpo entero un presidente que relega a la ciencia y al conocimiento técnico en sus decisiones de gobierno, bastaría con horrorizarnos con el manejo genocida de la pandemia en México, la declaración también es capaz de evidenciar una completa desconexión con la situación de jóvenes estudiantes que, después de muchos esfuerzos para costear su permanencia en universidades públicas o privadas, engrosan las filas de un mercado laboral con salarios que apenas rozan los 8,500 pesos mensuales en promedio. Con esos “jugosos” ingresos, ¿cuántos años de trabajo les tomará a estos noveles profesionistas recuperar la inversión inicial que les llevó lograr el grado de “nobleza” equivalente a una licenciatura o maestría?

Tercer Acto. Si el pueblo no me ama, entonces se merece todo mi desprecio porque me ha herido en los más profundo de mi megalomanía. ¿Acaso no es eso lo que está detrás del proverbio, según San Andrés, “no podemos permitir que siga avanzando esta mancha negra de individualismo”? Desde el día de la elección López Obrador ha virado 180 grados eligiendo a un sector de los mexicanos que nada tiene que ver con lo partidocracia, con “la mafia del poder” o con la corrupción de los gobiernos anteriores; hoy en día una parte de la ciudadanía que está tan lejos de la miseria como de la opulencia se han convertido en el más reciente y declarado enemigo del régimen. ¿Cuál fue el pecado cometido para ocupar tan deleznable sitio en las vociferaciones de La Mañanera? Pensar y disentir.





Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Construcción de marca Columnas
2021-07-30 - 05:14
Cómics japoneses y los autos Columnas
2021-07-30 - 05:12
Las revoluciones olímpicas Columnas
2021-07-30 - 05:08
El amor a mi cuerpo Columnas
2021-07-29 - 00:46
+ -