facebook comscore
Quiero, quiero, quiero

Quiero, quiero, quiero

Columnas jueves 14 de octubre de 2021 - 06:28

H oy quiero tocar un tema que se nos ha enseñado desde que somos pequeños. O, bueno, hablaré por mí. De chica me decían que pedir estaba “mal”… estaba mal ser “pedinche”. Y es que vivimos en una cultura que reprime nuestros deseos y nos llena de deseos ajenos para “conformarnos” con lo que se nos va presentando.

Estos días he reflexionado sobre el tema de las relaciones, y como yo creía que no debo de pedir y menos si yo “no estoy bien” porque me faltan muchos temas por sanar y varias terapias que afrontar, pues jamás encontraría relaciones sanas hasta que yo no esté recuperada. Pero ¿quién no está fragmentado?

Y es frustrante en mi caso personal, pues busco constantemente una “perfección” ilusoria sintiendo que siempre puedo estar mejor, hacer mejor las cosas, crecer más, estudiar más, desarrollarme humanamente más, intelectualmente, etcétera, etcétera, etcétera. Así, mi meta por querer lograr relaciones sanas cada vez se iba alejando más de mi realidad.

Me di cuenta que vamos mejorándonos como personas en relación cuando realmente estamos en esa relación. Solo así, podré sanar varios temas junto a mi pareja, hijos o amigos, porque ellos son mi espejo, y con su ayuda podré irme construyendo y reconstruyendo.

Lo que me queda claro es que yo no puedo pedir nada que no esté dispuesta a ofrecer. Me queda claro que no quiero desperdiciar mi tiempo en ideales que ya no forman parte de mi existencia. No quiero relacionarme con gente que hable un idioma diferente al mío, con la que no me entienda, con la que no pueda comunicarme, expresarme y sentirme aceptada. No quiero estar con alguien que no comparta mis valores ni intereses.

¿Es así de frágil tener una relación? Relaciones de idealismo que mi mente se flagela en adornar y que nada tienen que ver con mi realidad, pero que yo presionaba para poder encajar. Eso es fragilidad. Y podrías decirme mil cosas, pero si tus actitudes son otras, no quiero esa inestabilidad.

No quiero balanzas desajustadas… así que si siento que mi relación va hacia ese lugar en donde yo no me sienta cómoda, escaparé mientras pueda antes de sentirme rota.

Me puedo quedar agradecida, puedo quedarme callada. Guardarme pasados en mi mente retorcida y no quedarme tranquila perdiendo mi vida. No quiero una relación basada en egos... no quiero recorrer esos senderos. Quiero sentir que voy hacia arriba y que puedo soltar deseos ajenos.

¿Por qué tendría que estar en un lugar que solo marcha hacia atrás? Quiero ir hacia adelante, con pasos firmes sintiéndome triunfante. Yo soy la que tuvo hambre de compañías hirientes, hambre de caricias que no eran mías, de llantos contenidos y miradas vacías.

¿Quiero retener relaciones enfermizas que alguna vez desahogué en reclamos?… manipulación pura acompañada de tristeza oscura. Buscando seguridad en alguien más me olvido de mi. Queriendo ser reconocida y amada para no sentirme en picada, me olvido que mi única salida es estar en paz conmigo misma.

Así que busqué en alguien más mi fuerza, ojos ajenos que me vieran… necesidad de contacto, de sentir muchos abrazos… saberme reconocida, saber que no estoy perdida.

Pero, entonces, ¿dónde están esas relaciones, de amor, de aceptación y experiencias contenidas? Porque eso es lo que hoy quiero en mi vida.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Atento al camino Columnas
2021-10-21 - 22:26
Protocolos de crisis digitales Columnas
2021-10-21 - 22:22
Viajar en tiempos de COVID Columnas
2021-10-21 - 21:41
Se acerca una cuarta ola Covid a México Columnas
2021-10-20 - 05:18
La BUAP en la pandemia Columnas
2021-10-20 - 05:14
Los Héroes Están Cansados Columnas
2021-10-19 - 18:15
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -