facebook comscore
Lalo Rivera, la segunda es la vencida

Lalo Rivera, la segunda es la vencida

Columnas martes 19 de octubre de 2021 - 05:26

De perseguido político a presidente municipal por segunda vez, con el antecedente de una derrota electoral en 2018, de la cual -dijo- Eduardo Rivera Pérez ya ni quiere acordarse.

Atrás quedó su primer gobierno tratando de sobrevivir a los manotazos de Rafael Moreno Valle y su estilo autoritario. Hoy el gobernador Miguel Barbosa ofreció a Lalo Rivera que no será un obstáculo en su administración. Una buena señal, al menos para el comienzo.

El guiño entre ambos políticos de intereses opuestos es revelador pero debido a que la ciudad de Puebla quedó en un serio estancamiento, se necesitan uno al otro para sacarla del bache y colocarla en ruta de crecimiento, legalidad y orden.

La política es entendimiento, diálogo, acuerdos y resultados. El alcalde y el gobernador comprenden que la alianza entre gobiernos de oposición puede transitar cuando hay objetivos en común; cada quien ejerciendo sus responsabilidades y asumiendo las consecuencias de sus decisiones.

Lalo Rivera tiene la gran oportunidad de consolidar su carrera política como servidor público; demostrar que también aprendió de sus propios errores del pasado debido a que la amistad en el gobierno se paga con buen desempeño, no con ineficiencias.

Ahora Eduardo busca proyectarse con mayor autoridad, determinación y como él expresó, sin encubrimientos ni aceptando comportamientos antiéticos de su equipo de trabajo. Ya veremos si cumple o no -a rajatabla- con ese compromiso público porque vendrán pruebas de fuego y por su bien, tendrá que apagarlas a tiempo para que no le quemen su nombre y al gobierno.

Sobra decir que como en ningún otro momento, los actores políticos, económicos y sociales de Puebla ansiaban el cambio de gobierno. Ven en Eduardo Rivera a un político maduro y a un claro contendiente de la carrera por la gubernatura de Puebla (por supuesto, cuando los tiempos así lo establezcan).

Por ahora los poblanos solo quieren ver “corregido el rumbo” tal como prometió en campaña. Algo inevitable era empezar por camellones, parques y jardines que fueron dolosamente descuidados.

Sin embargo vendrán las acciones de fondo del nuevo alcalde: Arrebatarle a las mafias el dominio de la inseguridad pública (como dijo Barbosa), recuperar el control del Centro reduciendo los puestos ambulantes y el desmantelamiento de la corrupción dentro del Ayuntamiento con sus respectivas denuncias.

Eduardo inicia su gestión con un alto bono democrático y peticiones en redes sociales de que no defraude la confianza ciudadana, así que de él depende hacerle justicia a la ciudad.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Alerta Ómicron Columnas
2021-11-29 - 22:22
“El sonido del silencio interior” Columnas
2021-11-28 - 23:04
Miguel García Onofre “dinamita” al IEE Columnas
2021-11-28 - 23:05
Toma el control Columnas
2021-11-25 - 23:48
+ -