facebook comscore
KIA NITO 2023

KIA NITO 2023

Columnas viernes 24 de junio de 2022 - 00:00

Por alguna extraña coincidencia, frente a nosotros se encuentra detenido un Niro al que ahora ya podemos considerar de la anterior generación que desembarcó en nuestro país en 2017, esperando su turno para pasar la caseta de cobro en la autopista México-Toluca, y posteriormente nosotros hacer lo propio a bordo del nuevo Niro que llevamos entre manos, en la prueba de manejo a la que Kia nos convocó para conocer sus nuevas cualidades.

Interesante porque de inmediato podemos darnos cuenta de la gran evolución que ha tenido el Niro con respecto a su antecesor en términos de diseño, pues las formas redondeadas de este crossover híbrido cedieron su territorio a trazos rectos y angulados, tan futuristas que le dan a todo el conjunto, además de un aspecto de concept car, una apariencia más cercana a un hatchback.

Basta echar un vistazo en la parte frontal, donde la parrilla se ha reducido al mínimo, pero respetando el concepto de diseño Tiger Nose de la firma surcoreana, y en donde la toma de aire inferior es la responsable de permitir el flujo de aire para refrigerar el motor. Otro elemento que destaca es la nueva geometría y ubicación de los faros principales, ahora más bajos.

En las vistas laterales, además del nuevo diseño de los rines de aleación de 18 pulgadas, el Niro ahora cuenta con un componente aerodinámico en el poste C, el cual mejora el flujo de aire en esta zona y se convierte en un elemento de personalización, pues se puede elegir en diferentes colores.

En la parte trasera los cambios llegan en forma de una nueva caída del vidrio de la cajuela, así como en las calaveras, las cuales dejaron de ser horizontales para transformarse en dos piezas con forma de boomerang colocadas de manera vertical.

Salvo por el nombre, no hay nada estético que vincule al nuevo Niro con el anterior, ni siquiera en dimensiones, pues la segunda generación creció
6.5 centímetros a lo largo, dos a lo ancho y uno a lo alto, gracias a que ahora está montada sobre la nueva plataforma K3 de Kia, más ligera y con mayor resistencia a la torsión, y que no sólo beneficia la calidad de marcha al tener una mayor distancia entre ejes, sino que también mejoró el espacio interior.

Ese cambio radical del exterior también está presente en el habitáculo del nuevo Niro, pues desde el asiento del conductor percibimos un rediseño total, en el que destaca un nuevo volante, que permite ver una pantalla de 10.25 pulgadas del cuadro instrumentos, la cual está unida a una segunda pantalla, de las mismas dimensiones, pero destinada al sistema de infoentretenimiento.

Justo por debajo de las salidas del aire centrales se encuentra un pequeño panel digital horizontal, el cual permite manipular el aire acondicionado o el sistema de infoentretenimiento con sólo presionar un botón.

La calidad de marcha del nuevo Niro sigue siendo sorprendente al pisar el acelerador, tanto por su respuesta como por su eficiencia, cortesía del conocido tren motriz híbrido que vive bajo el cofre, el cual está integrado por un motor a gasolina de cuatro cilindros de 1.6 litros, unido a un propulsor eléctrico que de manera conjunta entregan 139 caballos de fuerza y 195 libras-pie de torque, todo acoplado a una transmisión automática de doble embrague de 6 velocidades.

Recordemos que al ser un vehículo híbrido puro la batería que alimenta el motor eléctrico se recarga por medio del frenado regenerativo o cuando se libera el pedal del acelerador en un descenso pronunciado, mientras que la electrónica se encarga de determinar en qué momento trabaja el bloque a gasolina, el eléctrico o ambos de manera simultánea, dependiendo de la demanda con el acelerador, lo que se traduce en un consumo combinado de combustible que, de acuerdo con la ficha técnica, supera los 28 km/l.

Durante nuestra prueba de manejo, en la que enfrentamos ascensos y descensos en carretera, con algunas oportunidades de pisar el acelerador a fondo y sin ser condescendientes, logramos consumos superiores a los 20 km/l, en un vehículo que gana velocidad con rapidez, que sigue con precisión cada trayectoria y cuya puesta a punto de la suspensión mantiene el equilibrio entre confort y absorción de los impactos por las irregularidades del camino.

En el apartado de seguridad, Kia nutrió con más asistencias de conducción ADAS, como el sistema de evasión de colisiones en punto ciego, que se activa al utilizar las luces direccionales; el Safe Exit Assist, que detecta a los vehículos que se aproximan por detrás.

Además, integra el sistema de evasión de colisión frontal, el mantenimiento de carril asistido, asistencia de seguimiento en carril e incorpora 8 bolsas de aire, incluyendo una adicional entre los asientos delanteros, para prevenir accidentes entre el conductor y copiloto. El nuevo Kia Niro está disponible en nuestro mercado por en una sola versión EX, por un precio de 679,900 pesos.


Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Lexus NX 2023 Columnas
2022-07-01 - 00:10
Un rotundo fracaso Columnas
2022-06-30 - 00:02
Me divorcié de Super Man Columnas
2022-06-30 - 00:00
Migrantes murieron asfixiados y sin agua Columnas
2022-06-29 - 00:00
Cualquier division es traicion Columnas
2022-06-27 - 00:00
AMLO, la crítica y la lealtad Columnas
2022-06-24 - 00:20
+ -