facebook comscore
Fin de la impunidad: la lucha sin tregua contra la inseguridad

Fin de la impunidad: la lucha sin tregua contra la inseguridad

informegobierno lunes 03 de agosto de 2020 - 00:54

Por Guadalupe Juárez

La delincuencia se había alojado en la entidad desde hace décadas. El narcomenudeo, la pugna por las plazas de venta de los narcóticos al interior y en la capital poblana se convirtieron en una constante y en el eje para que los integrantes de estas bandas se dedicaran a otros ilícitos, como el robo de hidrocarburos, a transporte de carga y al transporte público.

Los grupos delictivos, además de diversificar sus ilícitos, querían relacionarse con cárteles del narcotráfico nacional, por lo que la violencia en la entidad creció.

El gobierno estatal identificó los principales generadores de esta violencia en un mapa delictivo por región y, así, ha fijado y detenido uno a uno sus objetivos.

A un año de la estrategia implementada, en la capital poblana la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) ha comenzado con la desarticulación de por lo menos 18 bandas que operaban en la impunidad y día a día devela otros grupos que mantienen el control de la venta de mariguana, cristal, cocaína, piedra y otros estupefacientes que comercializan en diversos puntos.

Uno de los principales objetivos del gobierno actual ha sido la desarticulación del grupo delictivo liderado en un inicio por Marco Antonio “N”, El Negro o El Bombón, del que se han desprendido tres bandas más, que a su vez integran más organizaciones en su interior.

Un ejemplo es el de Christian “N”, El Grillo, —quien según información de la propia SSP seguía órdenes directas de El Negro—, a pesar de estar detenido, su esposa Carolina “N”, La Patrona, aún controla sus actividades ilícitas desde el Mercado Morelos, aunque han sido capturados varios de sus cómplices, entre torturadores, narcomenudistas, escoltas, principales distribuidores y extorsionadores de comerciantes.

Otro de sus lugartenientes prófugos de El grillo, es Moisés “N”, El Moi o El Moy, quien busca el control de la venta de droga al sur de la ciudad, el cual pelea con otros narcomenudistas que se han hecho más fuertes al aprovechar las aprehensiones y el debilitamiento de los grupos rivales. Pero su avance ha sido frustrado con la detención de su vendedora principal, distribuidores y principales cómplices como El Keops22 narcomenudistas y halcones.

El Chupón lidera otro subgrupo de la banda de El Negro, el cual también ha crecido y busca replicar el modelo de su líder principal y fundar otra célula dentro de su grupo delictivo, llamado La Resurrección, con el que mantiene la distribución de drogas en la junta auxiliar de la capital poblana con el mismo nombre.

Sin embargo, las autoridades estatales han logrado capturar a su administrador, a su principal distribuidora de drogas y otros delincuentes relacionados con sus actividades ilícitas.

A la par de estas organizaciones que habían concentrado poder bajo el amparo de las autoridades —según ha acusado el gobernador Miguel Barbosa Huerta—, las capturas de otros presuntos delincuentes han revelado la operación de más bandas con un organigrama complejo, como la de Abraham Filiberto “N”, El Pelón, que conserva el terreno “ganado” por Beatriz “N”, La reina del Sur.

Al sur de la capital poblana, El Pelón ha desplegado a narcomenudistas que se internan en los tianguis para distribuir los narcóticos. La SSP ha detenido por ahora a siete de sus integrantes para frenar su avance.

Otro grupo delictivo que han comenzado a desarticular es el de La Mafia de Analco, cuyo líder es Armando Román, quien sigue prófugo. La banda se dedica al narcomenudeo, robo a transeúnte y al transporte público.

El Croquis también se ha convertido en otro objetivo de la SSP, la cual ha logrado la aprehensión de narcomenudistas, distribuidores de drogas y armas que se encargaban del control de “narcotienditas” en el Mercado Ignacio Zaragoza.

De acuerdo con informes de la SSP, a los que ContraRéplica Puebla tuvo acceso, El Croquis pertenecía a la misma banda que El Negro y El Grillo, comandada por Enrique Demetrio, El Velas, pero que fue asesinado para arrebatarle el control de las células criminales.

La banda de El Gordo, Los Michoacanos, Los Rica, Hemafia, Los Willy Wonka, Los Chincuales, La Tita, Los Kalushas, Los Aídos, Los Parra, Los Jarochos, Los Rojos, El Bombón, Los Chulos de El Alto, Los Merino, Los Juniors y Los Platas, también asolan la capital del estado, aunque al menos un integrante de sus grupos ya ha sido detenido en el último año.

GOLPES AL INTERIOR DEL ESTADO

En el resto de los municipios poblanos, junto a bandas locales, otros grupos del crimen organizado se alojaron para delinquir en carreteras, utilizar a la comunidad como escudos humanos o como red de apoyo y protección.

Uno de los capos huachicoleros más buscados en los últimos años, pero que había logrado escapar era El loco Téllez.

El 28 de junio pasado fue capturado, acusado de homicidio, pero sobre él pesan otros delitos como narcomenudeo, robo a transporte de carga, secuestros y extorsiones. Su influencia criminal nació en San Martín Texmelucan, en los límites con Tlaxcala —donde fue aprehendido—, pero creció hasta la Sierra Norte de Puebla y en Hidalgo por robar combustible de Petróleos Mexicanos (Pemex).

En San Martín Texmelucan, Los Matute, El Trompas, Los Jokers y Los Meléndez son los responsables de delitos como asaltos a tiendas de conveniencia, narcomenudeo, robo de hidrocarburos y robo a transporte de carga.

En San Andrés Cholula y San Pedro Cholula, Los Sinaloa operaron la venta de estupefacientes en antros y restaurantes, además de dedicarse a la extorsión de locatarios. Su desarticulación comenzó después de un incidente a mediados de año en Lomas de Angelópolis, donde uno de sus líderes quedó herido tras un enfrentamiento con autoridades.

En Tehuacán, la SSP comenzó con la aprehensión de integrantes de las bandas Los Socios, Las Bigotonas, El Japo, Los Patas, Los Chica mala, los Hermanos Rosales y la banda de El Wero de la Santa Muerte.

Sin embargo, el principal “golpe” lo han dado a la banda dedicada a los préstamos por el método gota a gota.

En los últimos meses detuvieron a 14 personas de nacionalidad colombiana, entre ellos el líder de la organización, aunque éste último dijo ser residente de Tehuacán.

El municipio se convirtió en el segundo punto con más aprehensiones de integrantes de las bandas delictivas.

De acuerdo con la SSP, de marzo a julio detuvieron a 64 personas, 42 de ellas pertenecían a 16 bandas de la región dedicadas a la extorsión, robo de transporte de carga y secuestro.

Entre las aprehensiones de otros presuntos delincuentes se encuentran integrantes de la banda de El Sabino, que opera en Venustiano Carranza, dedicados al narcomenudeo y al robo y venta de hidrocarburo.

También se encuentran Los Valencia, uno de ellos es el presidente municipal, y han gobernado el municipio en los últimos años. Se encuentran en la mira por posibles actividades criminales.

En Chignahuapan se encuentra la banda de El Masero, El Tortillero y El Chaparro señalados por los homicidios violentos en la región en su pugna por la “plaza”.

En San Matías Tlalancaleca opera El Carreto; en Tepetzintla, Los Lecona; en Amozoc, Los Colorados y Los Edgar; en Zacatlán, Los Montana; en Tepanco de López, Los Guapos o los Bestias; en Esperanza, Los Zúñiga; en Coronando, Los Payasos, y en Tlacotepec de Benito Juárez, Los Veinte.

LOS AVANCES EN NÚMEROS

En el último corte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) a la primera mitad de 2020, la SSP Presumió que la entidad se posicionara como la 23 a nivel nacional en cantidad de ilícitos denunciados, por lo que se ubicó entre los estados por debajo de la media nacional en la tasa por cada 100 mil habitantes.

Entre los números positivos destacaron que los robos disminuyeron 31.3 por ciento, el robo a transportistas 63 por ciento, el robo a transporte público en 54.9 por ciento, el robo de vehículo 17.4 por ciento y el robo de autopartes 60.1 por ciento, comparado con el primer semestre de 2019.

También resaltaron la disminución de investigaciones por secuestro en 73.9 por ciento, el homicidio doloso en 20.4 por ciento, extorsión 13.6 por ciento y violación en 21.7 por ciento.

La SSP tomó el incremento de carpetas de investigación sobre narcomenudeo como un reflejo de las detenciones que ha realizado de los integrantes de las bandas dedicadas a ello, pues el aumento fue de 124.8 por ciento.

A pesar de los resultados, el gobernador reconoció que no han logrado disminuir los feminicidios en la entidad, el pendiente en lo que va de la administración, aunque dijo que no habrá impunidad en los casos donde las mujeres sean asesinadas.






Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

HG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Combates sin titubeos a la corrupción Ciudades
2020-08-03 - 00:14
Las Cinco Guerras de Miguel Barbosa Ciudades
2020-08-02 - 23:57
asfsdafsdfdsf Ciudades
2020-08-02 - 21:35
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -