facebook comscore
Falla en la Matrix

Falla en la Matrix

Columnas lunes 17 de junio de 2024 - 22:29

Según encuestas, “el 81 por ciento de los mexicanos están de acuerdo con hacer reformas al Poder Judicial”, aseguró con vehemencia la presidenta electa, Claudia Sheinbaum. Pero, ¿cómo “el pueblo bueno y sabio” pudo llegar a una conclusión tan abrumadora sin la más elemental comprensión del problema?

Es un hecho que este país requiere un saneamiento profundo del Poder Judicial, y no se necesita ser un constitucionalista experimentado para saberlo: bastaría con tener a un conocido en el reclusorio, en prisión preventiva, esperando una sentencia condenatoria; o con toparse con un delincuente de poca monta, merodeando por los comercios de costumbre gracias a las bondades de “la puerta giratoria” y de la ineptitud del “primer respondiente”, para tener una ligera idea sobre la gravedad del problema.

Sin embargo, solo “los expertos”, tan funados en la hoguera de las mañaneras, podrían reconocer que con la incorporación de las urnas al sistema de impartición y procuración de justicia de este país, están por crear una falla en la Matrix que el constitucionalismo no está capacitado para enfrentar.

El voto popular directo, para elegir a los juzgadores del fuero federal y estatal, consiste en el esfuerzo más ambicioso del régimen político para acabar con lo poco que queda del Estado de derecho en México. Mostremos la potencia de la embestida planteando algunas simples preguntas:

1. ¿El INE organizará las elecciones en los distritos judiciales?
2. ¿O será la secretaría de Gobernación, como en los años dorados del PRI, quién se encargará del proceso?
3. ¿Quién regulará los pesos y centavos de las contiendas para que no exista la intervención directa del crimen organizado, a través de estructuras de lavado de dinero, o para que no prevalezca el “desinteresado patrocinio” de una corporación financiera que intente “cargar los dados” a favor de un candidato?
4. ¿Bastará con la participación del 10 o 15 por ciento del listado nominal para que un abogado –independientemente de su experiencia y mérito en la carrera judicial– empiece a impartir sentencias?

Se trata de nimiedades si consideramos el problema verdaderamente grave:

• Si la legitimidad democrática se convertirá en la base de la judicatura, ¿se atreverá el juzgador plebiscitario a contrariarse con la base electoral que lo sustenta en temas tan sensibles como la despenalización del aborto, la prisión preventiva oficiosa o la Fiesta Brava, por decir algunos ejemplos?
• En la práctica de este juez “incorruptible”, gracias a las bondades curativas de los sufragios, ¿imperará el criterio del Derecho sobre la emoción colectiva del pueblo? ¿O a la inversa?

Como quiera que sea la falla en la Matrix está a una reforma constitucional de distancia, así que recordemos los tribunales populares de la Francia revolucionaria y preparémonos para el filo de la guillotina que, hasta donde yo recuerdo, siempre hizo rodar todas sus cabezas “en nombre del pueblo”.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
El comienzo de la sanación Columnas
2024-07-17 - 22:32
Aborto libre, seguro y gratuito en Puebla Columnas
2024-07-15 - 22:18
Factores invisibles al aborto Columnas
2024-07-14 - 21:53
Vámonos de vacaciones Columnas
2024-07-11 - 17:51
+ -