facebook comscore
El negro historial y las ligas de los responsables del daño en la laguna de Alchichica

El negro historial y las ligas de los responsables del daño en la laguna de Alchichica

Puebla martes 26 de octubre de 2021 - 00:16

Crimen organizado es la palabra utilizada para definir a los líderes de la Confederación Libertad, a la que pertenece el edil de Tepeyahualco.

Por Iván Rivera

El daño ambiental provocado en la laguna de Alchichica es sólo la punta del iceberg de un entramado de personajes adheridos a la Confederación Libertad y Trabajo de México (CLTM) que presuntamente han incurrido en otros delitos como asociación con mafias, extorsión al gremio de la construcción, despojo, lavado de dinero, represión y hasta asesinato para obtener la ejecución de obras.

La CLTM, también conocida como Sindicato Libertad, se colocó nuevamente en los reflectores pues detrás de la construcción de un muelle que afectó los estromatolitos de la laguna de Alchichica — arrecifes microbianos considerados como el registro de vida más antiguo del planeta—, estarían implicados parientes del edil saliente de Tepeyahualco y uno de los líderes de dicho sindicato en esa región, Eyerim Espinosa Salas.

Para el gobernador Miguel Barbosa Huerta, ya había llamado su atención la influencia de este grupo en Puebla, el cual tiene registro formal ante la Secretaría del Trabajo, pero ha utilizado su poder para amedrentar y golpear a sus competidores del ramo de la construcción a fin de ser los ejecutores de proyectos gubernamentales.

En julio pasado, trabajadores adheridos a la Confederación de Trabajadores de México (CTM) sostuvieron una disputa contra la Confederación Libertad y Trabajo por la construcción del parque fotovoltaico Pachamama II, por lo que el mandatario estatal lanzó una dura crítica al referir que los sindicatos en Puebla se han convertido en mafias.

“Son los sindicatos, que se han vuelto mafias, se han vuelto delincuentes, que para poder hacer un camino, ta pan los caminos, condicionan los precios de los materiales, y luego llegan hasta el asesinato entre grupos de personas que se dedican al transporte, y ahí están de todos los sindicatos, ahí están disputándose las obras”, dijo.

Las discordancias entre ambos sindicatos no son recientes. Claro ejemplo de ello es que en octubre de 2020 sostuvieron una pugna por el control del proyecto de rehabilitación del Periférico Ecológico en el tramo oriente, lo que desató una balacera contra los trabajadores que se encontraban en la obra que impulsaba el gobierno de Puebla.

Los brazos de corrupción y violencia de la CLTM se extienden a través de sus dirigentes. Uno de ellos es el líder nacional Hugo Bello Valencio, quien fue detenido en agosto del año pasado por blanqueo de fondos obtenidos de actividades criminales y secuestro exprés a tres personas en 2018, además, también es sospechoso por ser actor intelectual del asesinato del alcalde de Valle de Chalco, Francisco Tenorio Contreras.

Junto a Bello se desprende el nombre de Guillermo Fragoso Báez, quien fuese su mano derecha y hasta hace poco fungía como dirigente estatal del Sindicato Libertad en el Estado de México.

En la reciente campaña electoral, un grupo de choque de esa organización presuntamente atacó a brigadistas de Morena pues Fragoso Báez contendía por una diputación local por el PRD, lo que deja entrever la influencia del gremio sindical en la política.

El pasado 17 de octubre, la CLTM expulsó de sus filas y denunció a Guillermo Fragoso por el presunto delito de robo, extorsión y usurpación de funciones, luego de que junto al ciudadano Christian Jesús Castillo Grimaldo, fueron acusados por trabajadores del gremio de la construcción, gaseros, transportistas y comerciantes por supuestamente imprimir ilegalmente calcomanías con el logotipo del sindicato y obligar a empleados a adquirirlas.

El Sindicato Libertad estaría también estrechamente vinculado en la Ciudad de México con mafias como la Unión Tepito, con la Familia Michoacana y el Cártel de Oaxaca, según información de Eduardo Guerrero Gutiérrez, columnista de El Financiero.

¿Y PUEBLA?

Detrás de la construcción de un muelle que provocó daño ambiental a la laguna de Alchichica y la amedrentación hacia personal de Secretaría de Medio Ambiente que fueron amenazados con quemar vivos, se encuentran familiares del edil de Tepeyahualco, Eyerim Espinoza Sosa, quien también es líder de la CLTM en la región.

El historial de Espinoza Sosa no es un cheque en blanco. A su paso como alcalde de Tepeyahualco, en enero de 2020 fue perseguido por una turba y rescatado por policías municipales y estatales, luego de que pobladores intentaron linchar por la falta de rendición de cuentas, inseguridad, falta de obra pública y por nepotismo al incluir en nómina a varios de sus familiares.

El golpe de suerte en Tepeyahualco acabó para la familia Espinoza pues, en la elección del pasado 6 de junio la presidencia municipal fue arrebatada por Said de Jesús Godos del Partido Compromiso por Puebla.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

HG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -