facebook comscore
El día que Claudia Rivera y Bertha Luján huyeron por la puerta trasera

El día que Claudia Rivera y Bertha Luján huyeron por la puerta trasera

Puebla viernes 14 de mayo de 2021 - 06:12

Una manifestación de inconformes disparó los miedos del equipo de campaña ante la presencia de la matriarca de Morena.

Por Osvaldo Valencia

E l miedo al reclamo de la militancia poblana fue el detonante de una hilarante historia de tropiezos y acciones desesperadas del equipo de campaña de Claudia Rivera Vivanco.

La instrucción era proteger a toda costa a Bertha Luján Uranga, la gran matriarca de Morena y, en su desesperación, terminaron por sacar por la puerta trasera a la dirigente y a la abanderada, utilizaron dos patrullas de la policía municipal para amedrentar a los inconformes y enviaron a los hermanos Rivera Vivanco como avanzada para provocar a los manifestantes con la clara intención distraerlos y permitir la huida.

Desde las primeras horas de la mañana la alerta para Bertha Luján se debió encender cuando el equipo de comunicación de la Claudia Rivera cambió el cronograma de una conferencia de prensa presencial en la casa de campaña de la candidata a la alcaldía, a una de forma virtual, con una sede desconocida.

Los miembros de la prensa se apersonaron a la casa de campaña esperando que la consejera nacional se presentara al lugar, pero nunca apareció. Minutos más tarde, un grupo de consejeros estatales se asomaron por la oficina, con pancartas y gritos en contra de la edil con licencia y la dirigente nacional.

Después se supo que, en La Tocinería del Centro Histórico de Puebla, la presidenta del Consejo Nacional llevaba a cabo una rueda de prensa para respaldar la candidatura de Claudia Rivera ante el pleito jurídico que enfrenta en los tribunales federales por su aprobación por la Comisión Nacional de Elecciones y por las amonestaciones impuestas a nivel local por usar los recursos del ayuntamiento para su promoción personalizada.

La estrategia del equipo de campaña riverista de ocultar la sede no iba a durar mucho, pues los consejeros opositores a su reelección encontraron el sitio donde la consejera nacional fue encapsulada para evadir las protestas.

Una evasión que no pudo rechazar más, pues los reclamos de “traidora”, “Sufragio efectivo, no reelección”, “corrupta”, “ladrona”, se hacían escuchar en las paredes del inmueble en donde se atrincheraron las morenistas.

En el acceso principal del inmueble histórico, los hermanos de la candidata, David y Daniel Rivera Vivanco, salieron a encararse con los consejeros opositores, los enfrentaron, los llamaron “comprados” e intentaron subir a sus vehículos para dejar el lugar, pero fueron impedidos por una lona que los cubrió y le arrojaba al rostro la palabra “traidores”, acompañado por el rostro de su hermana y demás candidatos del bloque Armenta, Evangelista y Garmendia.

Por otro de los accesos, el trasero, dos vehículos llegaron a máxima velocidad, derrapando y frenando intempestivamente.

En uno, se subió la candidata a la alcaldía poblana; en el otro, la presidenta del Consejo Nacional de Morena que era acompañada por el equipo de Claudia Rivera.

Ambas camionetas partieron rumbo a la casa de campaña para nuevamente atrincherarse ante los reclamos de los morenistas indignados por la imposición.

En la protesta de los consejeros, las consignas contra la familia Rivera Vivanco se mantuvieron vivas todo el tiempo.

Los gritos de “corruptos” y los señalamientos de enriquecimiento a costa del pueblo aturdieron por varios minutos a Daniel Rivera, justo hasta el momento que una patrulla de la policía municipal de Puebla llegó al sitio con la finalidad de disuadir y amedrentar los reclamos. Otro vehículo policial llegó, pero las protestas siguieron.

El hermano de la alcaldesa con licencia cumplió con su cometido de ser el agente distractor para concretar la huida del personaje político nacional más importante que ha pisado Puebla para apoyar a Clau Rivera, como fue bautizada por su equipo de campaña.

La protesta se apagó poco a poco, pero en los consejeros inconformes quedó el sabor de la victoria y es que no todos los días se consigue hacer huir a una candidata y a la matriarca de Morena por la puesta trasera.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

HG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Más leídas

Lo último

SIGUENOS EN TWITTER

+ -