facebook comscore
Eduardo y Claudia, el tercer encuentro político de los Rivera

Eduardo y Claudia, el tercer encuentro político de los Rivera

Puebla jueves 24 de junio de 2021 - 05:41

La alcaldesa y el edil electo dieron el banderazo de salida para la sucesión en el palacio de Charlie Hall.

Por Iván Rivera

Para ser precisos, esta es la tercera ocasión que Eduardo Rivera Pérez se encuentra con Claudia Rivera Vivanco. La primera vez ocurrió en 2018 cuando la morenista avasalló en las urnas gracias a la ola lopezobradorista. Tres años después, los dos volvieron a encontrarse frente a frente en las boletas electorales, pero con un resultado inverso. El panista enterró dramáticamente, el pasado 6 de junio, los sueños reeleccionistas de la alcaldesa de izquierda. Ayer, ambos se reunieron en un entorno totalmente diferente: ponerse de acuerdo con la transición de poderes.

El proceso de entrega-recepción está en marcha.

En 2018, Claudia celebraba a todo pulmón su triunfo en las urnas y porque encabezaría el primer gobierno de izquierda en la ciudad, mientras que el morenovallismo estaba aferrado a una sola posición: la gubernatura de Puebla, la cual ganaron en la mesa, y la perdieron 10 días después con el trágico accidente aéreo del 24 de diciembre.

En ese entonces, Lalo Rivera fue el principal damnificado colateral tanto de la ola AMLO como del rechazo a la imposición de Martha Erika Alonso.

Durante los siguientes tres años, las cosas cambiaron radicalmente. Claudia Rivera ya no era la sorprendete mujer que arribó al Palacio Municipal. Era la principal enemiga del gobernador Miguel Barbosa y traía a cuestas escándalos de corrupción, protección a acosadores sexuales y un desgobierno ramplón. Eduardo Rivera, por el contrario, nunca dejó de ser el preferido de la ciudadanía en los diferentes sondeos de opinión. Y a diferencia del 2018, la ola antiLópez Obrador, junto con los tropiezos de la presidenta municipal actual, impulsaron su oportunidad de regresar al Ayuntamiento 10 años después de su primer mandato en 2011.

Es junio de 2021 y Claudia Rivera se encuentra sola.A diferencia de hace unos meses, la presidenta ya no tiene el respaldo de sus aliados que confabularon su imposición en la candidatura a la reelección: Edgar Garmendia o Carlos Evangelista. De hecho, el mismo día que a la alcaldesa saliente no le quedó de otra que reconocer su derrota y recibir en su propia oficina a su sucesor, sus antiguos camaradas fumaban la pipa de la paz con Barbosa Huerta, en una mesa en la que estaban todos los nuevos hombres de Morena.

Es junio de 2021 y para Eduardo Rivera “las campañas ya terminaron” y queda sólo espacio para el diálogo a fin de que la entrega-recepción se realice lo más tersa posibles. A la entrada del palacio construido por Charlie Hall, Lalo da el banderazo de salida para la sucesión.

En el cónclave se desarrolla a puerta cerrada. Por un lado, se encuentra el principal séquito de la presidenta municipal: María de Lourdes Rosales, Catalina Pérez Osorio, Edgar Damián Romero Suárez y Leobardo Rodríguez Juárez, quien será el encargado de la 4T municipal de llevar a buen puerto la entrega de la administración.

Del otro extremo, el equipo triunfador: Eduardo Rivera, el exregidor Adán Domínguez y la actual regidora Augusta Díaz de Rivera. ¿Qué dijeron? Solo ellos lo saben.

Ante la opinión pública, no hubo palabras. Los dos Riveras bajaron por las escaleras de mármol del palacio y únicamente posaron para el lente de los fotógrafos que se arremolinaban abajo en la búsqueda de captar la mejor imagen.

¿Qué sí se supo? Que, con esta primera reunión tras los comicios del 6 de junio, los dos contendientes sostendrán otras cinco más para tratar temas de seguridad, gobierno y finanzas municipales, infraestructura y desarrollo urbano, bienestar municipal, gobernación municipal y protección civil.

Y eso significó el inicio de la entrega-recepción, aunque en ese proceso también habrá un documento integrado por cinco ejes y 50 acciones de gobierno que Claudia Rivera pretendía realizar.

Es irónico, este tercer encuentro entre los dos Riveras permitió saber que Claudia siempre sí tenía un plan como lo prometió en campaña... pero nunca se encargó de ponerlo en marcha.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

HG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
+ -