facebook comscore
DIF Municipal simuló y falsificó datos de despensas en la pandemia

DIF Municipal simuló y falsificó datos de despensas en la pandemia

Puebla lunes 28 de septiembre de 2020 - 02:07

Extrabajadora del Ayuntamiento capitalino denuncia irregulariades en la entrega de apoyos; asegura que dieron alimentos en mal estado.

Por Álvaro Ramírez e Ignacio Ramírez

El Sistema DIF Municipal de la administración de Claudia Rivera Vivanco simuló con la entrega de las despensas durante la pandemia, pues infló sus costos y se dieron, en algunos casos, con productos descompuestos, a beneficiarios duplicados o triplicados y con la falsificación de la evidencia en su base de datos para ocultar el limitado alcance del programa, denunció Faryani Yaret Miranda Uribe, analista del Departamento de Inclusión Laboral de la Dirección de Atención a Personas con Discapacidad.

La trabajadora, que estuvo seis años en esa área del gobierno de Puebla capital, desde la anterior administración, describe que esa apenas es una de las tantas anomalías que hay, pues ahí también se maquillan y engrosan los precios de las requisiciones de productos, hay acoso laboral y una evidente incapacidad e impreparación de los directivos, quienes no han aportado una sola idea o acción, a pesar de que la inclusión es una de las banderas del gobierno de Rivera Vivanco.

El caso de las despesas, por la gravedad del presunto abuso, de la simulación para un beneficio en imagen sobre la necesidad de las personas durante los meses más graves de la pandemia del Covid-19, es el más señalado.

El número de supuestos beneficiarios, que tampoco el DIF Municipal, a cargo de Mayté Rivera Vivanco, ha informado, no es ni cercano, pues literalmente muchos se duplicaron y otros, abiertamente fueron falsificados.

La escena que dibuja Faryani Yaret desde su propia memoria es contundente, pues participó en el armado de las despesas y en el primer enlace hacia su distribución:

“Sé que sí entregaron, pero muchas veces así, y hasta la fecha, porque sé que siguen tratando de arreglar la base de datos, la evidencia fotográfica, porque no concuerdan… En las imágenes sale la persona con una hojita y con plumón la hoja (con el folio) y a veces no coincidían, pues ‘vamos a hacerlas coincidir’, porque eso nos ponían a hacer, por eso nos quedábamos hasta las siete u ocho de la noche, arreglando su base de datos.

“Y obviamente se va a ver, que nosotros, en computadora le modificábamos, y le poníamos con computadora el número”.

¿Les pidieron falsificar folios?

Pues con otros nombres de personas sí, con nombres de personas, y como algunas personas se les pasaba tomar fotos o no sé lo que pasaba, era aquí donde mis compañeras entraban, yo nunca participé en la toma de fotos, se tomaban las fotos con las despensas.

Agregó que también, cuando quedaban ya solamente algunas despensas, el director del CMERI (Centro Municipal de Equinoterapia y Rehabilitación del DIF) pidió a los trabajadores que consiguieran a familiares que fueran por ellas.

Las despensas a simple vista fueron infladas en su costo, pues “cuando más —dice Faryani Yaret Miranda Uribe, quien es jefa de su hogar— costaban 200 pesos, pero por los medios nos enteramos que dijeron que se habían gastado más de 400 en cada una”.

En algunas de ellas, recuerda la exfuncionaria municipal, se entregaron alimentos en descomposición, como naranjas, zanahorias y papás. Estás últimas “nos hicieron limpiar las que todavía servían y así se entregaron; muchos productos se echaron a perder, es lo que yo vi en el CMERI”, lugar que se utilizó como bodega para este caso, dijo.

La exfuncionaria relata que, para el armado de las despensas, en el que directamente participó, les exigieron que no portaran ningún distintivo del DIF Municipal.

La explicación después dio sentido a esa orden: se supone que se contrató una empresa para hacer esa labor que, sin embargo, realizaron los trabajadores de la dependencia.

TEME POR SU SEGURIDAD

Faryani Yaret Miranda Uribe tiene 29 años y es egresada de la carrera de comunicación por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. No tiene filiación partidista, aunque en su incipiente vida laboral trabajó en la administración morenovallista, como parte del pull de prensa y luego llegó a DIF, con la administración de José Antonio Gali Fayad, y luego con su sustituto en la alcaldía, Luis Banck Serrato.

Su trabajo en el Departamento de Inclusión Laboral de la Dirección de Atención a Personas con Discapacidad del DIF Municipal le dio, dice con contundencia, muchas satisfacciones, pues durante la anterior administración se pudo conseguir trabajo a muchas personas.

Había, entonces, mucho dinamismo en esa dirección, pero hoy ni una sola idea nueva se ha presentado. La administración de Claudia Rivera Vivanco, a través de su hermana, Mayté, cabeza del DIF, sigue montada en todo lo que hicieron Gali y Banck, a pesar de que la inclusión y el feminismo son banderas de la actual alcaldesa.

“No hay sensibilidad, no saben lo que es un servidor público”.

La entrevista con Faryani se realiza en su casa, pues evita salir por temor “a que me vayan a hacer algo”.

En julio pasado fue despedida, luego de sufrir acoso laboral en esa área del gobierno municipal, en donde ha habido cuatro distintos directores, en los menos de dos años que lleva la administración.

La cambiaron varias veces de asignatura y terminaron por despedirla, porque se quejó de que no hay cuidado con los trabajadores ni se les proporcionan las herramientas y condiciones para su labor en campo, principalmente.

Espero un tiempo prudente, luego del aviso de su despido, el 14 de julio pasado, cuando de Recursos Humanos pretendían que firmara una carta aceptando rebeldía y faltas que unca cometió, asegura.

Hace unos días regresó por los 14 mil pesos que le dieron por seis años de trabajo en la dependencia. Ni siquiera pudo pasar por sus cosas. Un policía se las llevó hasta la puerta. “Me trataron como una delincuente, con la punta del zapato, como si yo le debiera algo al DIF”.

Una vez que ha pasado este trago amargo, ha decidido hablar, porque “ni debo nada ni me deben nada, pero tengo principios y no me voy a quedar calladas las injusticias”.


¿Qué sabor de boca te queda de la administración de las hermanas Rivera Vivanco?

Yo le escribí a Mayté (Rivera) el día jueves (cuando fue por sus cosas) y le dije que me voy muy decepcionada de esta administración, porque las personas que tienen al lado no tienen ni idea qué es ser un servidor público. Decepcionada, enojada, triste, porque nuestra Puebla está mal, muy mal.

En la sala de su casa, una de clase media como cualquier otra de Puebla capital, Faryani Yaret hace una relatoría larga de todo lo que vio y vivió.

Su celular es su mejor escudo probatorio. Contiene audios, conversaciones, fotos y videos de todo lo que expone.

Mientras da la entrevista, sus hijas juegan alrededor y su esposo en el comedor, a unos pasos, trabaja en una computadora al lado de su otro hijo.

¿Eres misógina?

No. Ellos sí.

¿Eres parte del patriarcado que descalifica a las mujeres?

No, pero creo que ellos sí. Yo hablo de lo que a mí me pasó, mi experiencia, todo está comprobado, aquí (señala el celular) tengo pruebas de lo que digo… Yo me voy muy tranquila, de que yo hice mi trabajo.

Envie un mensaje al numero 55-12-88-20-96 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

HG/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Tiraditos Puebla
2020-10-28 - 00:20
+ -