facebook comscore
Contra la objeción de conciencia

Contra la objeción de conciencia

Columnas martes 14 de septiembre de 2021 - 23:10

“El paso que hemos dado en el reconocimiento
del derecho fundamental a la interrupción del embarazo
no puede quedar obstaculizado (…)
No podemos dejar la puerta abierta
para que esta se convierta en un nuevo obstáculo,
que pueda anular los derechos de las mujeres”
Arturo Zaldívar


Las decisiones sobre el cuerpo, los preceptos de la conciencia así como las circunstancias de la extrema necesidad nos remiten a espacios y escenarios libres de todo Derecho. La ley, un vínculo edificado entre los hombres para regular los intereses públicos y privados de la polisno puede verificar aquello que no aparece, que no se presenta; siguiendo el sentido de máxima publicidad:“la justicia humana se funda en la imposibilidad absoluta de escrutar el corazón -la conciencia, en consecuencia- de los hombres”;se lee con sobada razón en los textos de Hannah Arendt.

Este será el marco axiológico que enfrentará la Suprema Corte de Justicia de la Nación durante la sesión del próximo 20 de septiembre donde pondrán a debate el efecto nocivo para el sistema jurídico que representa el artículo 10 Bis de la Ley General de Salud: “el personal médico y de enfermería que forma parte del Sistema Nacional de Salud, podrá ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de servicios que establece esta ley”. Bajo esta idiotez encubierta en la norma:un ginecólogo musulmán fundamentalista ejerciendo su profesión en México podría negarle diagnóstico a una mujer por el simple hecho de presentarse a consulta sin portar unaburka. ¿Desde cuándo las Facultades de Medicina acreditan la calidad de los conocimientos de sus egresados según creencias religiosas? ¿En qué parte de las sagradas escrituras se encuentran los principios de anatomía, teoría molecular o cirugía obstétrica? Si cada página de los tratados científicos niegan contundentemente que “los cielos y la tierra, como se asegura en El Génesis, se crearon en seis días”; ¿por qué los médicos que hoy se resisten, cuando eran estudiantes de la Salud no apelaron a su “objeción de conciencia” y abandonaron para siempre las aulas de las universidades para incorporarse a los conventos y seminarios, un sitio idóneo para quien padece esta clase de tormentos?

“Sólo la tradición judeo-cristiana elevó el asesinato a la condición de delito absoluto. Y lo que hizo posible eso fue el hecho de que allí el asesinato era una especie de deicidio, por cuanto el hombre ha sido creado a imagen de Dios”, otra vez el genio de Arendt. Aquellos profesionales de la salud que crean que incurren en homicidio al practicar un aborto, ponderando sus creencias por sobre la decisión de las mujeres sobre sus propios cuerpos; sólo deben recordar dos simples cosas: el auténtico Derecho, desde hace muchos siglos es un espacio secularizado, libre de escapularios y principios teológicos; y si esto último no fuera suficiente consuelo, siempre podrán encontrar en el sacramento de la confesión el perdón de todos los pecados.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Del Bosque de Niebla a la Ciudad Feliz Columnas
2021-09-20 - 19:21
Policías corruptos ¡Asaltan otra vez! Columnas
2021-09-20 - 04:25
La Rectora que Viene Columnas
2021-09-19 - 17:45
Pontificar sobre el aborto Columnas
2021-09-13 - 23:54
+ -