facebook comscore
Alerta Ómicron

Alerta Ómicron

Columnas lunes 29 de noviembre de 2021 - 22:22

Las alertas sanitarias del la OMS están, una vez más, en su más alto nivel de preocupación. La variante Ómicron del Covid-19 ha actualizado por enésima vez el virus que, por negligencia, opacidad y un puñado de capitalismo global “se escapó” de Wuhan hace más de dos años ocasionando la muerte de más de 5 millones de seres humanos en el mundo.

De acuerdo a lo que los científicos nos han explicado, en buena medida subsanando las fallas de nuestro accidentado sistema educativo: la reproducción de los virus, en contacto con las células de los organismos vivos, es altamente deficiente tendiendo a mutaciones sistemáticas; frente a este dato biológico innegable los esquemas completos de vacunación hasta ahora disponibles no nos exentan de desarrollar un proceso infeccioso, sino que actúan como una especie de “barrera artificial”, no solamente ante cuadros complejos de la enfermedad, sino ante la emergencia de “cepas” de peligrosidad que puedan bajar la eficiencia inmune asegurada por cada uno de los bióticos en circulación. En consecuencia, en tanto no tengamos mejores vacunas parece ser que siempre tendremos variantes, prolongando el tiempo promedio de una pandemia de tres a cinco años aproximadamente.

Ahora bien, si la quintaesencia de los virus es mutar, ¿por qué las alertas de la OMS están encendidas? Ómicron es la segunda variante de preocupación detectada en Sudáfrica ¬–la primera fue Beta–, y hay información suficiente que nos hacen creer que surgió en Botsuana, una nación devastada por todas las crisis imaginables con cerca del 19.58 por ciento de su población inmunizada artificialmente con las campañas globales de vacunación; la propia Sudáfrica no está tan lejos de esa proporción con el 23.08 por ciento. Delta, por ejemplo, que recientemente está causando estragos extemporáneos en Europa, surgió y se detectó en diciembre de 2020; un año ha pasado desde entonces, y pesar de haber exportado el contagio y la muerte a todo el mundo, la nación de Narendra Modi aún no alcanza al 32 por ciento de su población con el esquema completo de inmunización.

Ante la gravedad de los hechos, queda evidenciado la razón detrás de las alertas: mientras no decrezca el número de población no vacunada en el mundo –el 46 por ciento de los habitantes del planeta no han sido tocados por la inmunidad de una sola dosis-, mayores serán las posibilidades del surgimiento de nuevas variantes que eventualmente destruyan la respuesta inmune de las vacunas hasta el momento conocidas contra el Covid-19.

Desde luego se trata de una obviedad a todas luces; quizá deberíamos preguntarnos: ¿Qué hay detrás de las alertas? El fracaso de la OMS para inmunizar a los habitantes del planeta; la capitulación de la ONU y del G-20 para elevar la vacunación a rango de seguridad global; así como la permisibilidad del capital financiero ante la tiranía de un puñado de farmacéuticas que acaparan las fórmulas de la salvación de la vida a costa de la muerte, la enfermedad y la utilidad. ¿Así o más clara la actuación de las “juntas administrativas” –antes conocidas como Estados-Nación– perfectamente capaces de esperar pacientemente una catástrofe mientras monitorean el crecimiento de contagios de una pandemia?

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
Quiebra Cruz Roja Tehuacán Columnas
2022-01-23 - 21:17
No te dejes sorprender Columnas
2022-01-20 - 23:32
Las Causas Columnas
2022-01-20 - 14:07
Los Envidiosos Columnas
2022-01-19 - 23:29
Criaturas de la pandemia Columnas
2022-01-19 - 21:43
+ -