facebook comscore
A favor de la eficiencia

A favor de la eficiencia

Columnas viernes 02 de diciembre de 2022 - 00:03

No es un secreto a voces que los fabricantes de autos trabajan constantemente en nuevas tecnologías que permitan mejorar la eficiencia energética de los motores de combustión interna y reducir las emisiones contaminantes, y uno de esos desarrollos es la desconexión de cilindros del motor, una tecnología asegura una reducción en el consumo de hasta el 20 por ciento al desactivar la mitad o parte de los cilindros que integran el propulsor.

La desactivación de cilindros ha cobrado mayor presencia entre las marcas, sobre todo en vehículos grandes que equipan motores V6 y V8, como General Motors con modelos de talla grande, como Suburban, Tahoe, Escalade o grandes sus pick ups. Un sistema que en teoría y a primera vista parece sencillo, pues consiste en inhabilitar parte de los cilindros del motor para evitar que estos continúen consumiendo cuando la demanda de trabajo a la que está sometido el propulsor sea baja o media.

En otras palabras, la desconexión de cilindros está pensada para situaciones en las que no se requiera toda la potencia del motor, como por ejemplo, al desplazarnos por una carretera sin ascensos a un ritmo no muy elevado o cuando no demandemos una capacidad de aceleración importante.

El proceso de activación y desactivación se lleva a cabo mucho más rápido de lo que tardamos en parpadear, de forma que al estar sentados detrás del volante y manejando es muy difícil percatarse del proceso, a no ser, que nos lo indique un testigo en el panel de instrumentos.

La desactivación de cilindros no es una tecnología nueva ya que, al contrario de lo que podríamos pensar, existe desde hace décadas, ya que se empezó a experimentar con ella en la Segunda Guerra Mundial. La primera aplicación de este sistema en el mundo automotriz la realizó General Motors con el apoyo de Eaton Corporation, una compañía de gestión de energía, quienes en 1979 presentaron el motor V8-6-4, un bloque V8 de 6.4 litros que era capaz de funcionar con ocho, seis o cuatro cilindros y que se montó en la gama Cadillac de 1971.

Ese sistema, aunque evidentemente se ha mejorado mucho con el paso de los años, básicamente no difiere de los que utilizan actualmente las marcas. Eaton Corporation desarrolló un microprocesador que ordenaba que no se abrieran las válvulas de escape y admisión de dos o cuatro de los cilindros y a los que, por lo tanto, no les llegaba combustible.

Porque la desactivación de cilindros no significa que los cilindros inactivos se queden quietos, el pistón sigue subiendo y bajando con normalidad, la diferencia es que no se produce la combustión, y esa es la clave de este sistema.

De hecho, la desactivación de cilindros dejó de usarse hasta hace unos años, principalmente porque provocaba importantes vibraciones sin una mejora sustancial en la eficiencia. Sin embargo, actualmente los avances técnicos permiten sistemas como el COD de Audi (Cylinder On Demand), que según la marca, permite obtener ahorros de hasta el 20 por ciento en el gasto de combustible al desconectar el encendido, la inyección de combustible y cerrar las válvulas de escape y admisión gracias a elementos que se desplazan sobre el árbol de levas por medio de pasadores accionados electromagnéticamente.

Otras versiones del sistema de desactivación de cilindros de Audi, como la que empleaba el motor W12 del anterior A8, cambiaba alternativamente los cilindros desactivados de una bancada del motor a otra para mantener una temperatura del catalizador adecuada.

En la actualidad, este sistema de desconexión se combina con soportes de motor activos que son capaces de disminuir al máximo las vibraciones generadas por el giro desequilibrado del motor.

Y no está limitada a motores de cuatro o más cilindros, también de tres. Ford tiene un motor EcoBoost de 1.0 litros con tecnología de desactivación de cilindros desde principios de 2018 que hace posible desactivar automáticamente uno de los cilindros del motor cuando no sea necesario utilizar toda la potencia. Puede activar o desactivar un cilindro en 14 milisegundos, o lo que es lo mismo, aproximadamente 20 veces más rápido de lo que tardamos en parpadear.

Envie un mensaje al numero 55-11-40-90-52 por WhatsApp con la palabra SUSCRIBIR para recibir las noticias más importantes.

/CR

Etiquetas


Notas Relacionadas
¡Soy una máster! Columnas
2023-01-26 - 00:00
De vuelta a la esquina rota Columnas
2023-01-26 - 00:33
El peso de la marca política Columnas
2023-01-25 - 00:00
Los principios rectores en materia electoral Columnas
2023-01-25 - 00:00
Abrazo de gol Columnas
2023-01-23 - 23:30
¡Ni puede ni renuncia! Columnas
2023-01-23 - 00:00
+ -